null: nullpx
Accidentes

Muni añade sensores a las puertas de sus trenes ligeros luego de que una mujer quedara atrapada

Dos meses después de que una mujer viviera momentos de terror al ser arrastrada por un tren en San Francisco porque una mano se le quedó atorada en la puerta, Muni dice que los problemas de sus puertas serán resueltos al poner sensores.
26 Jun 2019 – 3:27 PM EDT

Tras un incidente aterrador en el que una mujer pudo haber perdido la vida, los trenes ligeros del sistema Muni en San Francisco agregarán sensores a sus puertas, los cuales detectarán si hay algo o alguien bloqueando la entrada.

En abril, la publicación del video de una cámara de vigilancia en la estación Embarcadero se hizo viral. La cámara captó el escalofriante momento en el que una mujer cae a las vías cuando su mano queda atorada en la puerta de uno de los vagones. Tras el hecho, las autoridades estatales de California abrieron una investigación sobre el accidente para que la agencia local solucione los problemas en las unidades nuevas que comenzaron a operar en el 2017.

Durante la investigación, se encontró que un fallo en el acoplador había obligado a Muni a correr nuevos trenes como autos individuales. Desde noviembre 2017 se han reportado un total de tres incidentes relacionados con las puertas traseras en las que resultaron heridos los pasajeros.

El incidente

Poco después de las 2:00 pm, el 12 de abril, según se ve en la grabación, la víctima baja de las escaleras eléctricas y se dirige de forma apresurada hacia el tren. En el material se observa a un empleado del Muni haciéndole señas a la mujer para que se retire, sin embargo, ésta le advierte que su mano de alguna forma quedó atascada en la puerta.

Sin saber qué hacer, la mujer comienza a correr en la misma dirección del tren cuando la unidad retoma su recorrido y, tras avanzar unos pies, cae de forma dramática a las vías ante la conmoción de los usuarios presentes.

Un portavoz del hospital general Zuckerberg de San Francisco confirmó a la agencia Bay City News que la víctima estuvo hospitalizada durante cinco días con heridas graves, pero que para el viernes pasado ya había sido dada de alta. “Normalmente no debería de pasar eso aquí, se supone que esto es seguro. Pero fue efectiva la ayuda que le brindaron a la señora”, le dijo a Univision Noticias una usuaria del Muni.

Desde entonces la agencia de transporte dijo que instalaría nuevos sensores en las puertas de todos sus vehículos.

En fotos: el final del día que nadie quiere vivir a bordo del BART

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés