null: nullpx
Armas

La NRA clama victoria luego de que San Francisco la clasificara como "organización de terrorismo interno"

La resolución aprobada por la Junta de Supervisores en septiembre le pedía al gobierno municipal restringir los contratos con empresas afiliadas a la Asociación Nacional del Rifle.
2 Oct 2019 – 10:17 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Un entusiasta de las armas observa un rifle durante una convención de la NRA en abril de este año. Crédito: AP Photo/Michael Conroy/Archivo

SAN FRANCISCO, California. – La Asociación Nacional del Rifle clamó victoria en su confrontación con San Francisco, una de las ciudades más progresistas de Estados Unidos, luego de que sus líderes aprobaran una polémica medida para clasificar a la NRA como una “organización de terrorismo interno”.

La Junta de Supervisores de San Francisco aprobó la resolución el pasado 3 de septiembre y urgió a otras ciudades -así como al gobierno federal- a hacer lo mismo, pero menos de una semana después la NRA interpuso una demanda en la que argumentaba que la propuesta atentaba directamente contra la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

El documento, avalado por todos los miembros de manera unánime, fustigaba a la NRA por “incitar a los propietarios de armas a realizar actos violentos”, además de “difundir propaganda que desinforma y engaña al público sobre la violencia generada por las armas de fuego”. A través de su apoyo, se lee en el texto, “han armado a aquellos individuos cometieron actos de terrorismo”.

Con la resolución, los supervisores también exhortaron al gobierno municipal a evaluar y limitar cualquier tipo de contrato con entidades afiliadas a organización. Sin embargo, el pasado 23 de septiembre la alcaldesa London Breed envió un memorándum interno en el que indicaba que “ningún departamento (municipal) deberá restringir a los contratistas de hacer negocios con la NRA o limitar contratos con la ciudad a cualquier empresa que tenga una relación con la NRA”.

La misiva, firmada también por el alcalde de la ciudad, Dennis Herrera, clarifica que la resolución no impone ninguna obligación a los distintos departamentos del ayuntamiento ni tampoco cambia las leyes existentes en San Francisco.

“Con estas acciones, esperamos que nuestro mensaje sea claro. La NRA siempre luchará por proteger a sus miembros y las libertades constitucionales en las que creemos”, dijo Wayne LaPierre, presidente de la Asociación Nacional del Rifle a través de un comunicado.

A través de Twitter, la alcaldesa de San Francisco dejó entrever una crítica contra la NRA por hacer pública su decisión de frenar la resolución justo en el día del aniversario de la masacre en Las Vegas que dejó más de 50 personas muertas el 1 de octubre de 2017. “Aparentemente ya nadie siente pena”, escribió Breed en la red social.

La resolución fue inspirada por el tiroteo masivo ocurrido el pasado mes de julio en el Festival del Ajo en Gilroy, California, que dejó tres muertos y 17 personas heridas de bala. “Luego a la semana siguiente ocurrió lo de Dayton, Ohio. Pasó lo de El Paso, Texas. Ahora ocurrió lo de Odessa y la gente sigue muriendo todos los días en este país. No hacer nada no es una opción”, dijo la supervisora Catherine Stefani, autora del documento, en una entrevista con medios locales.

Epidemia de violencia

Los argumentos para clasificar a la NRA como una organización de terrorismo interno fueron evidentes para los supervisores de San Francisco. Cada año la violencia provocada por las armas de fuego cobra la vida de 36,000 personas y deja a más de 100,000 heridos cada año, según explicaron en el texto de la resolución.

El documento también detallaba que la tasa de homicidio por arma de fuego en Estados Unidos es 25 veces mayor a la de cualquier país desarrollado en el mundo, que los reportes de crímenes de odio han aumentado en dobles dígitos desde 2015 y que en el país existen más de 393 millones de armas de fuego, cifra que rebasa el número de habitantes en EEUU.

Cargando Video...
La NRA califica como "un duro golpe" que San Francisco la haya declarado una "organización terrorista doméstica"

Pero ninguna de estas cifras parece ser lo suficientemente convincente para la Organización Nacional del Rifle, una de las organizaciones conservadoras con más influencia y poder político en el mundo. Amy Hunter, vocera de la NRA, calificó la resolución como otro “inútil y repugnante” remedio verbal como la epidemia de violencia que azota a la nación.

“Este es un ataque insensato contra una organización que respeta la ley, contra sus miembros y contra las libertades que todos defendemos. Nos mantendremos decididos y guiados por nuestros valores y nuestra creencia en aquellos que quieren encontrar una solución real al problema de las armas de fuego”, señaló a través de un comunicado.

Haciendo eco de algunos de los señalamientos que el presidente Donald Trump ha hecho sobre la ciudad california, la NRA continuó condenando la nueva resolución a través de las redes sociales. “Este teatro es un esfuerzo por distraer de los problemas que enfrenta San Francisco, como el aumento de los indigentes, el abuso de drogas y el crimen en las calles, por nombrar algunos”, escribió la NRA en Twitter.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés