null: nullpx
Incendios

Jueza contempla acusar de desacato a los jurados reemplazados del caso 'Ghost Ship'

La posibilidad de que se decrete un juicio nulo no se ha descartado, debido a que muchos de los miembros del jurado han manifestado compromisos que no les permiten llegar a un acuerdo para establecer un nuevo calendario de deliberaciones.
21 Ago 2019 – 8:10 PM EDT

OAKLAND, California. – Dos de los tres jurados que fueron reemplazados del juicio por el incendio ‘Ghost Ship’ podrían ser acusados de desacato, según informó este martes la jueza Trina Thompson en una audiencia a puerta abierta en la Corte Suprema de Justicia del condado de Alameda.

La magistrada indicó que la presunta conducta inapropiada de los miembros del jurado ocurrió el jueves de la semana pasada, y dijo que está a la espera de recibir más información relacionada con la tercer persona removida del juicio. Los cargos criminales estarían relacionados con la violación del mandato judicial que les impedía leer material relacionado con el caso o hablar con el público sobre el mismo.

El desacato a una orden judicial puede acarrear el pago de multas, pero también tiempo en prisión, dependiendo de las circunstancias de la ofensa. Para evitar nuevos contratiempos, la jueza emitió una orden judicial ( gag order) que les impide a los involucrados en el juicio tener acercamientos con los medios de comunicación y además les prohíbe usar sus teléfonos celulares o tener acceso a internet durante las deliberaciones.

Este lunes la jueza Thompson anunció el reemplazo de tres miembros del jurado y ordenó que las deliberaciones, que entraban en su décimo día, volvieran a empezar desde cero, evitando así que se declarara un juicio nulo. Desde el pasado 31 de julio, un jurado compuesto por nueve mujeres y tres hombres intentaba determinar si los dos acusados incurrieron en negligencia criminal.

Derick Almena, director creativo del almacén convertido en vivienda, y Max Harris, administrador de éste, enfrentan cargos de homicidio involuntario -uno por cada víctima- por el fallecimiento de 36 personas durante el incendio en la bodega ‘Ghost Ship’ de Oakland.

Pese a la nueva conformación del jurado, el escenario de un juicio nulo continúa rondado los pasillos de los tribunales en Oakland. A las autoridades les queda un día más para determinar el nuevo calendario de deliberaciones, pero entre el feriado Día del Trabajo que se aproxima y otros compromisos de los miembros del jurado, aún no se ha podido llegar a un acuerdo.

El reemplazo de este lunes dejó solo un jurado alternativo disponible, lo que ha llevado a la jueza Trina Thompson a solicitar al resto de jurado que proporcionen pruebas de gastos de viaje no reembolsables para justificar la falta de disponibilidad, según reportan medios locales.

En fotos: así era por dentro la bodega 'Ghost Ship' antes del incendio que cobró la vida de 36 personas

Loading
Cargando galería

La tragedia

El incendio más letal en la historia de Oakland se originó el 2 de diciembre de 2016 alrededor de las 11:20 pm. Al momento del fuego, unas 100 personas se encontraban dentro de la estructura de dos niveles que había sido convertida en un colectivo artístico, y en la que no eran raras las fiestas o eventos musicales. La gran mayoría de los asistentes lograron escapar ilesos, pero un total de 36 personas fallecieron debido a la inhalación de humo, según detalla un reporte de las agencias que investigaron el siniestro.

Las causas del incendio jamás se pudieron determinar debido a los daños que dejaron las llamas, pero los Fiscales del condado de Alameda señalaron a Almena y Harris como los responsables de crear “una situación peligrosa” por incurrir en múltiples violaciones a los códigos de construcción de Oakland, incluidas instalaciones eléctricas deficientes y no contar con permisos para realizar eventos.

El día de la tragedia, unos 50 bomberos de distintas brigadas lucharon contra las llamas por casi 5 horas hasta lograr sofocar el incendio, pero no fue sino hasta dos días después cuando las autoridades consiguieron recuperar los cuerpos de las 36 víctimas mortales, la mayoría residentes de Oakland y el este de la Bahía. Posteriormente se informó que entre los fallecidos había un menor de 17 años.

El saldo del incendio caló hondo entre los residentes a lo largo y ancho del Área de la Bahía, quienes se unieron en una serie de vigilias para recordar a las 36 víctimas. De igual forma, abrió una caja de pandora que destapó las irregularidades con las que operaban varias bodegas en la ciudad, al mismo tiempo que puso al descubierto la falta de supervisión por parte de las autoridades municipales, de las cuales, hasta el momento, ninguna ha sido responsabilizada por la tragedia.

Más del tema:


RELACIONADOS:IncendiosCaliforniaJuicios

Más contenido de tu interés