null: nullpx
Vacunas

Investigan la muerte de un adulto y un niño a causa de la gripe estacional en el condado de Santa Clara

El Departamento de Salud del condado explicó que la víctima adulta padecía otras condiciones médicas que elevaron el riesgo de complicaciones a causa del virus, mientras que el menor de edad pudo haber contraído el virus de la influenza en el extranjero.
25 Sep 2019 – 8:00 PM EDT

SAN JOSÉ, California. – Las autoridades de Salud del condado de Santa Clara informaron este martes sobre la muerte de dos personas a causa de la gripe estacional. Las víctimas son un adulto menor de 65 años y un niño, cuyos estatus de vacunación se desconocen hasta el momento.

El Departamento de Salud Pública del condado explicó a través de un comunicado que el adulto fallecido padecía otras condiciones médicas que incrementaron el riesgo de que presentara complicaciones severas a causa del virus de la influenza, mientras que el menor que murió se encontraba saludable y todo indica que contrajo la gripe fuera de los Estados Unidos.

Las autoridades no han identificado a las víctimas por razones de privacidad, pero dijeron que las muertes están siendo investigadas. Agregaron que durante la temporada de influenza pasada se reportó la muerte de 8 personas menores de 65 años a causa del virus estacional en el condado de Santa Clara.

“La gripe y la temporada de influenza son impredecibles. Es muy pronto para determinar lo que estas muertes significan para la nueva temporada, (pero) recibir la vacuna es la mejor forma de protegerse”, dijo la doctora Sara Cody, directora del Departamento de Salud Pública del condado.

El condado de Santa Clara registró un total de 27 casos de gripe severa durante la temporada de influenza 2018-2019, por lo que las autoridades recordaron la importancia de recibir las inmunizaciones lo antes posible. “Estas muertes son un desafortunado recordatorio de que la gripe puede ser mortal”, señaló Cody.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades estiman que cada año unas 80,000 personas de todas las edades mueren en Estados Unidos a causa de la influenza estacional y las complicaciones derivadas del virus. Alrededor de 80% de los fallecidos no cuentan con las vacunas.

Las autoridades de Salud recomiendan aplicarse la vacuna a todas las personas mayores de 6 meses, especialmente a las mujeres embarazadas, niños menores de 5 años, adultos mayores de 65 y aquellos con condiciones médicas crónicas tales como asma, enfermedades cardiacas y diabetes.

Cómo se contagia la influenza

La mayoría de los expertos proponen que los virus de la gripe se diseminan principalmente cuando las personas infectadas tosen, estornudan o hablan y las gotículas respiratorias entran en contacto con la boca o la nariz de quienes están cerca. Con menor frecuencia, las personas también pueden contraer la gripe si tocan una superficie u objeto que está contaminado con virus de la gripe y después se llevan la mano a la boca, los ojos o la nariz.

El virus puede vivir de 2 a 3 días en las superficies como las manos, manijas y barandales, pañuelos desechables y telas; pudiendo contagiar durante ese tiempo. Además, la cepa puede ser destruida por la luz del sol y el jabón.

La mayoría de los adultos sanos que contraen la influenza quizás puedan infectar a otros desde un día antes de manifestar síntomas y hasta 5 a 7 días después. Algunas personas, en particular los niños y quienes tienen debilitado el sistema inmunológico, quizá puedan contagiar a otros durante un periodo más largo.

La mejor medida aislada para prevenir la gripe estacional es vacunarse cada año, pero los buenos hábitos de higiene, como cubrirse la boca al toser y lavarse las manos, pueden ayudar a detener la propagación de los microbios y prevenir la gripe, al igual que otras enfermedades respiratorias. También hay medicamentos antivirales para tratar y prevenir la gripe.

Cuando alguien queda contagiado, el inicio de la enfermedad es súbito, con fiebre mayor a 38°C, dolor de cabeza, dolor muscular y de articulaciones, mal estado general, debilidad, tos, escurrimiento nasal, ojos irritados, dolor de garganta y se puede presentar diarrea.

Ser adulto no es excusa para dejar de estar al día con tus vacunas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés