null: nullpx
Animales Asombrosos

En video: Creían que eran delfines, pero se trataba de uno de los cetáceos más extraños del mundo

Este tipo de balénido se caracteriza por tener cabeza bulbosa y hocico largo. Además, casi nunca se deja ver porque es de agua profunda y puede llegar a aguantar la respiración hasta por una hora.
6 Jun 2019 – 5:06 PM EDT

Un grupo de extrañas ballenas con nariz de espada fue grabado por biólogos marinos que se llevaron varias sorpresas tanto por el tamaño y forma de estos balénidos, como por su visita a la costa de California, debido a que no es común que se dejen ver y menos en grupo.

Estas ballenas se caracterizan por tener cabezas bulbosas y hocicos largos que las hacen parecerse a los delfines. Aunque de cetáceos odontocetos no tienen nada, pues estos animales pueden llegar a crecer hasta 42 pies de largo.

Este tipo de ballena es de agua profunda y puede llegar a aguantar la respiración hasta por una hora. Por lo general, nada a 3,300 pies de profundidad y rara vez se mueve por zonas someras, es decir, aguas poco profundas.

Monterey Bay Whale Watch, quienes se encargan de hacer viajes de observación de ballenas, fueron los que captaron durante 25 minutos a los 24 balénidos y tres crías.

Inusual espectáculo en las playas de la bahía de San Francisco: 10 ballenas muertas en dos meses (fotos)

Loading
Cargando galería

La migración por California

En los últimos meses decenas de ballenas grises han aparecido muertas en las costas de California. Esos cetáceos suelen pasar los meses de verano en los mares de Bering y Chukchi, para después emigrar hacia las lagunas de criadero en la costa de Baja California, muy cerca de los estados de Sonora y Sinaloa, en México.

Estas especies siguen la ruta de migración más larga que cualquier otro mamífero en el planeta, con un viaje redondo que puede superar los 20,000 km (13,000 millas). La migración de los cetáceos hacia el sur comienza a fines de septiembre o principios de octubre. Para diciembre, las primeras ballenas pasan frente a las costas de California y su número alcanza el tope para principios de enero, cuando se incrementan los tours para sus avistamientos.

Después de su estadía en las lagunas de Baja California, las ballenas comienzan su viaje de regreso hacia el norte a principios de febrero y lo terminan generalmente a fines de marzo. Ese traslado se puede retrasar por varias razones, entre estas la falta de alimento que se traduce en menos energía para los cetáceos. Los últimos mamíferos en viajar hacia el norte suelen las madres y sus crías, explican los expertos. Durante la migración, las ballenas viajan típicamente en grupos de dos o más individuos.

Registros que datan del siglo XIX muestran que un promedio de hasta 1000 mamíferos pasaban diariamente frente a las aguas de San Diego, California, durante su migración. Sin embargo, la caza no controlada hizo que su especie estuviera al borde de la extinción y no fue sino hasta 1994 cuando las ballenas grises fueron eliminadas de la lista de especies amenazadas gracias a los esfuerzos de conservación que comenzaron en la década de los 70.

Más del tema:



En fotos: Por qué han aparecido tantas ballenas grises muertas en la bahía de San Francisco

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés