null: nullpx
Racismo

Defensora pública pide “mano dura” contra policías de San José implicados en escándalo racista

De momento cuatro oficiales señalados por realizar comentarios racistas en un grupo secreto de Facebook han sido deparados del cargo, pero la defensora pública del condado de Santa Clara duda que ellos sean los únicos implicados en el escándalo que sacudió a la Policía de San José.
21 Jul 2020 – 07:18 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN JOSÉ, California. – La defensora pública del condado de Santa Clara espera que las promesas para reformar a la Policía de San José no caigan en saco roto luego del escándalo en el que varios exoficiales y uniformados activos realizaron comentarios racistas y antimusulmanes en las redes sociales.

En una carta enviada al jefe de la Policía, al fiscal de distrito y al alcalde de la ciudad de la que da cuenta el diario The San Jose Mercury News, la defensora pública, Molly O’Neal detalló una serie de peticiones que incluyen una auditoria de la cultura al interior del departamento, una revisión cabal de los oficiales que interactuaron en las publicaciones racistas y la eliminación de la división de Asuntos Internos, que normalmente se encarga de investigar los casos de abuso en la corporación.

“Sus agencias deberían declarar una política de tolerancia cero contra el racismo y ustedes utilizar su poder para erradicar su presencia y legado en los sistemas de justicia criminal del condado de Santa Clara”, escribió O’Neal en la misiva dirigida a Eddie García, Jeff Rosen y Sam Liccardo.

La serie de insultos y referencias racistas hacia el movimiento ‘ Black Lives Matter’ y contra las personas de origen musulmán salieron a la luz gracias a una publicación en el sitio web Medium.com, en la cual, un autor bajo el pseudónimo de ‘Charlie Paulsen’, expuso lo que llamó “una subcultura” al interior del departamento de Policía que “tal vez manipula las leyes y las políticas” para justificar el uso excesivo de fuerza.

La página en la que se hicieron las publicaciones y que ya ha sido eliminada de Facebook llevaba por nombre “10-70DSJ”. Según el artículo, sus mensajes mostraban una constante en la que los oficiales y expolicías de San José compartían de manera abierta su desdén contra quienes protestan contra la brutalidad policíaca, llamándolos “reaccionarios marxistas” cuyo único objetivo es “destruir a los Estados Unidos”.

Como resultado del escándalo, cuatro oficiales mencionados en Medium fueron puestos bajo licencia administrativa con goce de sueldo mientras se realiza una investigación en la que podría participar personal del FBI.

Pero la defensora pública del condado ha manifestado escepticismo de que esos cuatro agentes sean los únicos involucrados en la conducta racista y solicitó una búsqueda completa de todos los implicados, además de pedir que se discipline de manera ejemplar a cualquier uniformado que “haya creado o comentado de manera positiva en esas publicaciones”.

O’Neal agregó que su oficina está revisando casos en la corte del condado en los que los oficiales implicados en el escándalo racista fueron uno de los factores para que los fiscales consiguieran sentencias para ciertos acusados, una acción que la Fiscalía local dijo que también llevaría acabo.

Cargando Video...
Autoridades y activistas condenan presuntos comentarios racistas hechos por policías de San José

Discurso de odio en la Policía


El autor de la publicación se identificó a sí mismo como la “pareja de un oficial activo en un departamento de Policía del Área de la Bahía”, y en su extenso recuento de los mensajes en el grupo secreto de Facebook, cuestiona el impacto que los prejuicios raciales y el discurso de odio que los agentes muestran puede tener en sus labores como agentes de la ley.

Entre las imágenes que acompañan la publicación hay varias capturas de pantalla que evidencian prejuicios raciales, como el comentario que Mark Pimentel, un oficial de tránsito en activo, hizo en el ‘post’ de otro agente retirado: “ black lives don’t really matter”, escribió el uniformado, una frase que en español es equivalente a decir que las vidas de las personas negras en realidad no importan.

En otro ejemplo, el oficial retirado Michael Nagel publicó en el grupo secreto la foto de “Sharia Barbie”, una muñeca con un ojo morado que “viene acompañada de un hiyab, moretones y un Corán”, además de “accesorios para poder apedrearla disponibles parar comprar por separado”.

“Es crucial considerar y hablar sobre los valores y creencias explícitas que los oficiales de Policía tienen y cómo estos afectan su papel al hacer cumplir la ley”, cuestiona el artículo en Medium.

Otro de los oficiales expuestos por publicaciones en las redes sociales fue Chris Sciba, quien de acuerdo con el blog está actualmente encargado a la Unidad de Entrenamiento de la Policía de San José, donde ofrece cursos sobre cómo evitar los prejuicios raciales no solo a los estudiantes de la Academia de Policía, sino también a oficiales, sargentos, tenientes y capitanes de la corporación.

En 2015, cuando Sciba era aún sargento de la Policía en activo, subió a Facebook una imagen comparando a los “terroristas musulmanes islámicos” con los nazis, lo que el artículo detalla como “un estereotipo de que todos los musulmanes son terroristas”.

Presupuestos y rendición de cuentas


La revelación sobre el grupo “10-70DSJ” provocó la indignación no solo de activistas y miembros de la comunidad, sino del propio alcalde de San José y el jefe del Departamento de Policía.

“Para nosotros es alarmante saber que existe un grupo así en Facebook, que están hablando de nuestra comunidad de esa manera. Un grupo tan racista. Es muy alarmante porque nos están atacando y ellos (los policías) deberían estar protegiéndonos”, criticó Cecilia Chávez, de Silicon Valley Debug, una organización que aboga por las minorías y la justicia social en el sur del Área de la Bahía.

Chávez es una de las activistas que comparten la idea de la necesidad de recortar el presupuesto de la Policía para poder reformarla de fondo.

“Escribimos una carta al alcalde de San José para que le quiten los fondos a la Policía y que los inviertan en la comunidad, pero específicamente con estos comentarios les estamos pidiendo que cambien todo el sistema de la Policía, que corran a todos”, dijo la activista.

Esa visión la comparte también Sajid Khan, defensor público de San José de origen musulmán, quien le pidió al alcalde Liccardo recortar los fondos del departamento y además llamó al jefe de la Policía, Eddie García, a realizar “cambios inmediatos” en los procesos de contratación y rechazar a todos los candidatos “ignorantes, prejuiciosos e intolerantes” como los que hicieron los comentarios racistas en Facebook.

Liccardo, por su parte, dijo en un comunicado que “demanda una investigación completa” sobre los hechos y que espera que “los comentarios racistas, antimusulmanes o amenazadores hechos por cualquier oficial en activo de la Policía de San José conlleven a su despido”. Sin embargo, advirtió que los procesos disciplinarios en la Policía permiten que “árbitros que no le rinden cuentas a nadie” puedan reinstaurar a uniformados despedidos por el jefe policíaco.

El jefe Eddie García hizo eco de la postura del alcalde en un comunicado que dice lo siguiente: “Si bien no tengo control sobre lo que exempleados publican en internet, puedo manifestar mi indignación luego de escuchar sobre esos comentarios (racistas)”. Agregó también que “cualquier empleado activo involucrado en actividad prejuiciosa será investigado y deberá rendir cuentas”.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés