null: nullpx
San Francisco

Arzobispo de San Francisco estudia opciones legales para reabrir iglesias en medio de la pandemia

San Francisco, San Mateo y Marin, condados bajo la jurisdicción de la Arquidiócesis, emitieron nuevas restricciones para actividades en espacios cerrados, incluyendo las misas y ceremonias dentro de las iglesias.
6 Dic 2020 – 02:32 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN FRANCISCO, California. – El arzobispo de San Francisco, Salvatore Cordileone, volvió a arremeter contra el gobierno municipal y advirtió que la Arquidiócesis analiza sus “opciones legales” para reabrir las iglesias, luego de que las autoridades de salud se vieron obligadas una vez más a cerrarlas ante el dramático aumento de casos de coronavirus.

El líder religioso dijo que la medida le niega los feligreses su “derecho natural y constitucional al culto religioso”, además de que acusó a la administración local de haber degradado la libertad de culto al mismo nivel de “comprar zapatos” o “ver una película”.

San Francisco, San Mateo y Marin, condados bajo la jurisdicción de la Arquidiócesis, fueron colocados por el gobierno estatal en la fase morada de la escala de reapertura o decidieron implementar el nuevo toque de queda regional, medidas que prohíben ciertas actividades y servicios en espacios cerrados, incluyendo las misas y ceremonias dentro de templos religiosos.

En un comunicado, la Arquidiócesis criticó la decisión de colocar al culto religioso a la par de actividades en interiores no esenciales como ir al gimnasio, al cine o a un museo, mientras que las salas de masaje, salones de belleza y estudios de tatuaje aún tienen permiso para operar a puerta cerrada.

“El gobierno está degradando la adoración al mismo nivel que ver una película: ‘no esencial’. Pero el servicio religioso es un derecho natural y constitucional. Mi pueblo quiere recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo; lo necesitan y tienen todo el derecho a ser libres para hacerlo”, señaló Cordileone, quien además acusó que el mandato representa una “discriminación flagrante” contra las iglesias.

Cargando Video...
Arquidiócesis de San Francisco exige retirar restricciones para realizar misas

Las nuevas restricciones incluyen algunas excepciones para los templos religiosos. Por ejemplo, sí se permite entrar a una iglesia para realizar oración de manera individual, siempre y cuando se sigan los protocolos de seguridad como el uso de cubrebocas. También se pueden realizar funerales con una capacidad máxima de 12 personas y hacer transmisiones en vivo desde el interior de los templos.

Para Cordileone, las congregaciones dentro de las iglesias católicas de San Francisco no han sido factor en el repunte de casos de coronavirus en la ciudad, sin embargo, dijo simpatizar con las preocupaciones de las autoridades de salud en torno al dramático aumento del número de pacientes hospitalizados a causa del covid-19.

“Los católicos de San Francisco están absolutamente comprometidos con la seguridad pública al realizar los servicios de adoración. Nuestros protocolos requieren mascarillas, distanciamiento social, sanitización y ventilación. Pero el gobierno aún opta por tratar la adoración como menos importante que la compra de zapatos”, señaló el arzobispo.

Esta no es la primera vez que Cordileone tiene un desencuentro con el gobierno municipal en medio de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, en este ocasión el arzobispo podría aprovechar el caso de Nueva York, donde un tribunal dejó sin efecto las restricciones contra las iglesias, y hacer lo propio en los condados bajo jurisdicción de la Arquidiócesis de San Francisco.

“Para discernir lo que nuestra fe y ciudadanía responsable nos llaman a hacer en este momento, entonces, consultaré con mis hermanos obispos, revisaré nuestros protocolos de seguridad con especialistas en enfermedades infecciosas y consultaré con los abogados sobre las opciones legales que tenemos disponibles”, indicó.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés