null: nullpx
Coronavirus

“Nunca había visto algo tan mortal”: enfermera narra cómo se lucha contra el coronavirus en hospitales de California

Enfermeras del Centro Médico Santa Clara Valley, en San José, trabajan jornadas de hasta 16 horas y no se dan abasto para atender a los pacientes infectados de coronavirus. Aunado a eso, tienen que enfrentar a diario el dolor de las familias que pierden a sus seres queridos a causa de la enfermedad.
17 Ene 2021 – 12:25 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN JOSÉ, California. – Josefina Larios ha trabajado durante 19 años y dice que nunca en su carrera vio estragos similares a los que está causando la pandemia de coronavirus.

Ella es encargada de dos Unidades de Cuidados Intensivos en el Centro Médico Santa Clara Valley, en San José, donde apenas quedan unas cuantas camas libres ante el vertiginoso aumento de contagiados de covid-19.

"Estamos mirando que están llegando demasiados casos, estamos agarrando de 80 a 100 pacientes por día. Por desgracia la mayoría son hispanos y nunca, nunca había visto algo así tan serio y tan mortal", cuenta Larios.

Como ocurre en varios hospitales de la región, la pandemia está obligando a los empleados de salud del Santa Clara Valley a trabajar jornadas de hasta 16 horas. A la escasez de camas y falta de trabajadores para atender al creciente número de pacientes infectados, se le suma que tienen que vivir en carne propia el dolor de otras familias.

"Es muy difícil como enfermera y como ser humano mirar que algún familiar de alguna persona que no conozco o que miro o estoy abrazando a un paciente que se muere solo", explica Josefina.

Lo más doloroso en su profesión hoy en día, agrega, es cuando ya no hay nada que hacer por el paciente y ni siquiera es posible que los familiares se puedan despedir de sus seres queridos.

"Porque la familia no puede estar, es muy difícil mirar que algo tan fácil, que puede ser resuelto, lleguemos a estos casos de que la gente se está muriendo", señala.

Como se ha dicho hasta el cansancio, el coronavirus es una enfermedad que no discrimina. Por las salas de cuidados intensivos han pasado lo mismo padres y abuelos que jóvenes de 20 años que pierden la vida por complicaciones derivadas del covid-19.

"El dolor de las familias es que se sienten culpables, porque saben que pudo prevenirse. Y muchas veces no creen que el coronavirus los mató, muchas veces piensan que fue algo más", dice Josefina.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés