null: nullpx
Driving Under the Influence

Arrestan a mujer de California que bebía alcohol en la escuela de sus hijos y luego se los llevó manejando

Una mujer de Santa Rosa terminó tras las rejas bajo cargos de DUI y poner en riesgo la integridad de sus hijos menores de edad. La Policía la identificó como Jaqueline Renee Victorio, de 36 años, y pudo detenerla gracias a la llamada de un buen samaritano que la vio tomando afuera del colegio.
1 May 2019 – 08:11 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La investigación policiaca reveló que los niveles de alcohol en la sangre de Jaqueline Victorio estaban dos veces por encima del límite legal de .08. Crédito: Policía de Santa Rosa | Facebook

Dicen que el sentido común no necesariamente es el más común de todos los sentidos. Esta frase bien podría aplicar para la decisión que hizo que una mujer del norte de California terminara tras las rejas por poner en peligro a sus hijos menores de edad.

La Policía informó este miércoles del arresto de Jaqueline Renee Victorio, una residente de Santa Rosa de 36 años. Según las autoridades, la sospechosa recogió a sus hijos menores de edad en una escuela y manejó con ellos a bordo mientras estaba alcoholizada.

“Un testigo la vio consumiendo alcohol en el estacionamiento de la escuela y después la vio irse en un auto con sus niños”, indicó la Policía a través de su página en Facebook. Gracias a la llamada de este buen samaritano, los oficiales lograron detenerla antes de que ocasionara un accidente.

La investigación policíaca reveló que los niveles de alcohol en la sangre de Jaqueline Victorio estaban dos veces por encima del límite legal de .08. Afortunadamente, los menores de edad se encontraban en buen estado de salud.

Consultado sobre las consecuencias que puede acarrear conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol, el oficial Custodio López de la Patrulla de Caminos de California, señaló que las multas por este delito pueden superar los $18,000. “Si va tomado y choca y hay lesionados, ya sea que viajen contigo o en otro vehículo, entonces puede haber incluso penas de prisión”, explicó.

La mujer enfrenta cargos de DUI por conducir alcoholizada, así como una acusación por poner en riesgo la integridad de sus hijos menores de edad.

Un riesgo mayor para los indocumentados

Manejar borracho en Estados Unidos es una falta grave que puede ponerlo en proceso de deportación, según advierten abogados y el propio gobierno federal.

De acuerdo con la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés), el arresto por manejar en estado de ebriedad (Driving Under the Influence -DUI-) “sí puede afectar un trámite migratorio” y los datos contenidos en los antecedentes criminales de un inmigrante “no se borran”.

El Servicio de Inmigración también dijo que si un arresto por manejar borracho (DUI) “se traduce en una sentencia (convicción), hace que una persona quede sujeta a inadmisibilidad bajo la Sección INA 212 (a) (2) o lo convierta en deportable bajo la Sección INA 237 (a) (2), dependiendo de la ley en virtud de la cual el individuo fue condenado”.

Cargando Video...
Noche de terror en California: un hombre aparentemente intoxicado atropella a varios peatones

Sin embargo, la USCIS dijo que la INA otorga al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés, bajo cuyo mando opera el servicio de inmigración) o a los jueces de inmigración, la discreción de renunciar a algunos motivos de inadmisibilidad o deportación, pero advierte que las decisiones “dependerán de las circunstancias específicas de cada caso”.

Diferencias entre EEUU y América Latina

El origen de muchos casos de deportación o de problemas de inmigrantes hispanos para asentarse en EEUU tiene que ver con tres letras: DUI. En inglés significan 'Driving Under the Influence', es decir, manejar bajo los efectos de alcohol o drogas.

En muchos países latinoamericanos, subirse a un auto luego de tomar un poco no se ve como demasiado grave. Si no se han producido daños, en Ciudad de México, por ejemplo, dar positivo en la prueba de alcoholemia puede suponer un arresto administrativo de 20 a 36 horas y la retirada de 6 puntos del carnet ( art.50 del reglamento de tránsito), y si acaso el pago por el remolque del automóvil que es de unos 100 dólares.

Incluso hay lugares como Caracas, donde esto tampoco se percibe como algo que no pueda resolverse con unos billetes a la policía.

Sin embargo, en EEUU se trata de un delito muy grave, que convierte al conductor bebido en un criminal. Aunque no haya accidente, para una persona con la ciudadanía estadounidense implica arresto, juicio y cuantiosas multas que aumentan por el grado de alcohol en el cuerpo, la reincidencia o si hay menores en el auto (disparándose si hay daños o lesiones).

Pero en el caso de inmigrantes, esto mismo tiene además consecuencias definitivas para la permanencia en el país, en especial para un indocumentado, pero también para cualquiera que tenga visado o tarjeta de residencia ('greencard').

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés