null: nullpx
Estafa y Fraude

Sentencian a banquero de San Antonio por fraude

Una corte en San Antonio sentenció a un banquero a 14 años de prisión por los delitos de fraude y lavado de dinero.
11 Mar 2016 – 4:30 PM EST

El exbanquero Armando Jesús Hernández Leal fue sentenciado en una corte federal de San Antonio a 14 años y dos meses de prisión por su participación en un fraude de inversión multimillonario, informaron hoy fuentes oficiales.

La Oficina del Procurador Federal para el Oeste de Texas informó que Hernández Leal, de 54 años de edad y de origen mexicano, fue sentenciado el jueves por el juez David A. Ezra, quien le ordenó también pagar en restitución a las víctimas 25 millones 434 mil dólares.

Hernández Leal se había declarado culpable en agosto pasado de un cargo de lavado de dinero.

La Oficina del Procurador Federal señaló que al declararse culpable, Hernández leal admitió la responsabilidad de administrar un portafolio de inversión por 80 millones de dólares de una familia de empresarios originarios de Monterrey, en el norteño estado de Nuevo León, desde 2005 hasta 2014.

En su declaración de culpabilidad, el exbanquero reconoció que no había invertido el dinero de sus clientes como había acordado con ellos y que gastó los fondos que se le habían confiado en comprar casas, aviones y otros activos para su uso personal.

Las autoridades omitieron la identidad de las personas afectadas por Hernández Leal, aunque documentos interpuestos ante la Corte Federal revelaron que se relacionó con uno de ellos en 1996, cuando ambos asistieron a la escuela de negocios del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) en Monterrey.

“Armando (Hernández Leal) mantenía posiciones respetables de alto nivel en los bancos mexicanos durante la época en que conoció a ‘N'”, de acuerdo con los documentos.

En 2004 Hernández Leal se mudó a San Antonio, Texas, después de haber perdido su trabajo en México y comenzó a trabajar en inversiones y un año después en mayo o junio de 2005 comenzó a invitar a su conocido a invertir en Estados Unidos, señalaron.

Las propuestas de inversión se repitieron en los años siguientes y Hernández Leal también convenció a dos de los hermanos del empresario para invertir en Estados Unidos.

La estafa fue descubierta en septiembre de 2014, cuando uno de los afectados necesitó retirar un poco de dinero para afrontar compromisos y se dio cuenta que Hernández Leal no estaba invirtiendo el capital.

Según los documentos en la corte, Hernández Leal admitió haber perdido el dinero de la familia y pidió perdón.

En un correo electrónico dirigido a la familia confesó que el dinero no fue invertido en absoluto y que los estados de cuenta que les enviaba mes a mes eran falsos y habían sido creados por él mientras utilizaba el dinero para su beneficio personal.

“El esquema de inversión del acusado representa una de las traiciones más profundas de confianza y amistad, cometidos por pura avaricia para financiar su estilo de vida lujoso y extravagante”, señaló en un comunicado Christopher Combs, agente especial a cargo del FBI en San Antonio, quien realizó la investigación.

“Las devastadoras pérdidas financieras sufridas por las víctimas no fueron heredadas de riqueza; más bien, eran el resultado de trabajo duro de una familia y el sacrificio, durante varias generaciones", indicó Combs.

Más contenido de tu interés