null: nullpx
Protestas

Policía de San Antonio no podrá disparar balas de goma ni de madera durante protestas masivas

La decisión se da a una semana después de que políticos locales, activistas, ciudadanos y usuarios de las redes sociales cuestionaran el uso de la fuerza por parte de la uniformada durante las protestas multitudinaria contra el racismo y el abuso policial.
11 Jun 2020 – 09:13 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN ANTONIO, Texas.- Los miembros del Departamento de la Policía en San Antonio no podrán disparar ningún tipo de proyectil durante protestas a menos que se dé una orden directa de implemetar este tipo de táctica para dispersar a la muchedumbre que se conglomera en eventos masivos, al menos, eso acordó el jefe de la policía de San Antonio, Willian McManus, en una audiencia pública con el Concilio de la Ciudad.

La decisión se da a una semana después de que políticos locales, activistas, ciudadanos y usuarios de las redes sociales cuestionaran el uso de la fuerza por parte de la uniformada durante las protestas multitudinaria contra el racismo y el abuso policial.

Por el momento, este es el único cambio implementado sobre las actuaciones de la uniformada en multitudes. En cambio, las audiencias para modificar otros protocolos de intervención permanecen sobre la mesa.

La concejal Rebecca Viagran sugirió que todos los oficiales se sometan a un detector de mentiras para determinar si tiene tendencias racistas.

Mientras, la concejal del Distrito 5, Shirley Gonzales, planteó la posibilidad de "transformar por completo el departamento de policía", incluida una sacudida entre los altos mandos del Departamento, tal cual se hizo en la ciudad de Minneapolis tras la muerte de George Floyd.

No obstante, el concejal del Distrito 8, Manny Peláez, rechazó la idea de un cambio al estilo de Minneapolis en el departamento de policía. "No anticipo que nadie en San Antonio vaya a desmantelar SAPD", dijo. "Lo que también quieren es un tipo diferente de vigilancia", agregó Peláez.

El departamento ya ha adoptado cuatro políticas presentadas por la iniciativa "8 Can't Wait", iniciada por Campaign Zero, una organización sin fines de lucro dirigida a la reforma policial, que incluye la prohibición de asfixias y el requisito de que los oficiales intervengan si ven a uno de sus propios miembros involucrados en la fuerza policial excesiva.

No obstante, para el concejal del Distrito 2, Jada Andrews-Sullivan, el único miembro negro del consejo, comentó que el tema debería volver a los votantes para una posible revocación.

Desde el 1974, los votantes de San Antonio le dieron al sindicato de la Policía el poder de negociar con la ciudad un nuevo contrato cada cinco años. "Me estás diciendo que un sistema que fue votado en 1974 es lo que todavía nos rige en 2020", dijo Andrews-Sullivan. "Estamos en un nuevo día y época. Los votantes necesitan que se escuche su voz ", propuso.

Ante esto, McManus indicó que esas estipulaciones deben atemperarse, sobre todo cuando se toma en consideración que el proceso de disciplina actual permite que un oficial de la policía despedido solicite una audiencia con un tercer árbitro externo, lo que a su entender provoca que la corporación esté atada a "malos policías".

Sin embargo, para esto último unos 20,000 residentes tendrían que solicitar una votación.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés