null: nullpx
Inmigración

Agricultores se quedan sin tierras por construcción del muro fronterizo

José Alfredo Cavazos tiene un establo en Mission, Texas, en cuyo terreno el gobierno de Donald Trump busca construir parte del muro y una carretera que dificultaría el acceso a los 70 acres que le pertenecen. “El valor del terreno va a bajar demasiado”, asegura Cavazos. En este lugar pretenden instalar una cerca eléctrica.
6 Nov 2019 – 3:04 PM EST

SAN ANTONIO, Texas — El afán del presidente Donald Trump por construir el muro fronterizo conlleva la expropiación de terrenos a tribus de nativosamericano y agricultores de la zona, asentados en el sur de Texas por décadas.

El apoyo al levantamiento de 85 millas de la valla fronteriza en el Valle Del Río Grande, ha dejado a José Alfredo Cavazos y a su primo Reinaldo Alzaduac sin acceso a 70 acres de tierras que les pertenecen.

El gobierno de Trump planifica levantar parte del muro en Mission, Texas al lado del dique donde Alfredo Cavazos tiene su establo con 2 cabras, 6 vacas y 30 gallinas. Además prevé construir una carretera que obstruiría el acceso al establo de Cavazos.

Pero la situación de la expropiación de los terrenos va más allá. Cavazos utiliza sus tierras como métodos de ingreso. La colocación de una cerca eléctrica significaría, según él, la depreciación de los terrenos y la falta de arrendatarios.

“Mis renteros me van a decir: ‘No me gusta esto de estar batallando para entrar. Ya no vamos a rentar’”, relata Cavazos, quien depende de una silla eléctrica para desplazarse.

Hace un año, Cavazos demandó al gobierno federal para conservar sus acres. Desde que Trump asumió la presidencia y amenazó con la construcción del muro, las vidas actuales de los residentes de la zona han estado en jaque.

Sin embargo, el abogado del Proyecto de Derechos Civiles de Texas, Ricky Garza, asegura que “cada día que el gobierno no está construyendo el muro en la frontera, es un día que ganamos”.

La lucha de los nativoamericanos en protección de sus ancestros

La Tribu Carrizo Comecrudo también sometió una demanda contra el gobierno federal por la amezana que enfrenta su cementerio por la construcción de una carretera con acceso al muro.

“Dicen que van a tratar de no afectar el cementerio, pero no los creo porque dicen eso de ‘tratar’… Están intentando borrar de la historia que ellos mismo han escrito”, expresa el líder de esa tribu, Juan Macías.

Los Carrizo Comecrudo temen que sus ancentros se vean perturbados por las excavaciones del llamado “muro de Trump”.

Mientras, la Patrulla Fronteriza argumenta que la edificación de la valla produce un efecto túnel que da acceso a los agentes fronterizos para detener los migrantes que intenten cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

“El muro reduce la forma en la que intenta cruzar. Además, hace un túnel y dirige a las personas a ciertos sitios por lo que nos permite a nosotros (CBP) detenerlas”, entiende el vocero de la Patrulla Fronteriza, Carlos Ruíz.

En fotos: Donald Trump estuvo en la frontera en su visita a Texas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:InmigraciónTexas

Más contenido de tu interés