null: nullpx

Reducción de monumentos nacionales de Trump en Utah podría ser revertida por Biden

El recorte del área del monumento nacional Bears Ears en el condado de San Juan, el cual Trump redujo en un 85%, enfrenta demandas legales de varias tribus indígenas.
16 Nov 2020 – 09:01 PM EST
Reacciona
Comparte
Monumento nacional Grand Staircase-Escalante en Utah. Crédito: George Frey/Getty Images

Los dos monumentos nacionales de Utah, Bears Ears y Grand Staircase-Escalante, podrían ser restaurados a sus límites originales con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca.

Ley de Antigüedades, el mismo fundamento usado por Trump para reducir estas áreas protegidas en 2 millones de acres, autoriza a cualquier futuro presidente a restablecer los límites de los monumentos.


En 1996, el entonces presidente Bill Clinton designó el monumento Grand Staircase de 1,880 millones de acres, mientras que en 2016, respondiendo a los reclamos históricos de cinco tribus indígenas americanas con vínculos ancestrales con el tierras que rodean las colinas gemelas del mismo nombre, el presidente Barack Obama designó 1.35 millones de acres como el monumento nacional Bears Ears. Trump redujo estos monumentos a 1 millón de acres y 202,000 acres, respectivamente.

El restablecimiento de los límites originales de los monumentos nacionales de Utah fue una promesa del hoy presidente electo Joe Biden, hecha durante su campaña electoral.

El recorte del área del monumento nacional Bears Ears en el condado de San Juan, el cual Trump redujo en un 85%, enfrenta demandas legales de varias tribus indígenas.

La literatura en el sitio web de la campaña Biden-Harris indica que "desde el primer día Biden también comenzará a aprovechar los esfuerzos históricos de conservación de la administración Obama-Biden, al emitir una orden ejecutiva para conservar el 30% de las tierras y aguas de Estados Unidos para el 2030, centrándose en las tierras y aguas más importantes ecológicamente", y añade que la nueva " administración trabajará con los gobiernos tribales y el Congreso para proteger los sitios sagrados y las tierras y aguas públicas con altos valores culturales y de conservación".

Esto es interpretado como una indicación no solo del restablecimiento de los límites de las áreas recortadas por Trump, sino la posibilidad del establecimiento de nuevos monumentos nacionales.

El gobernador de Utah, Gary Herbert, instó a la administración entrante a no actuar unilateralmente. “Esperamos que, en lugar de una orden ejecutiva que cambie el estado del monumento, la administración de Biden trabaje con Utah y el Congreso para buscar una resolución legislativa para Bears Ears que dé a todas las partes interesadas certeza sobre el tamaño del monumento y proporcione la ley real financiación para hacer cumplir la ley para proteger las frágiles antigüedades que contiene”.

Reacciona
Comparte