null: nullpx

Gobernador de Utah niega al condado Grand solicitud para mantener restricciones hoteleras

Con la apertura de los dos parques nacionales del condado, que en 2019 atrajeron a 2,275,000 turistas, Grand espera una afluencia masiva de visitantes foráneos.
29 May 2020 – 03:39 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El gobierno del estado de Utah negó la solicitud del condado Grand para mantener vigentes ciertas restricciones en materia de funcionamiento de hoteles que habían sido impuestas por el advenimiento de la pandemia de Covid-19. Esto es especialmente significativo ya que los populares parques nacionales de Arches y Canyonlands se preparan para comenzar a implementar un plan de reapertura gradual, este mismo fin de semana. Estos dos parques recibieron un total combinado de 2,275,000 visitantes en 2019.

El consejo del condado Grand llevó a cabo una reunión especial el jueves pasado en la que se aprobó solicitar al estado el mantenimiento algunas de las restricciones de alojamiento relacionadas la pandemia. Horas más tarde la solicitud fue negada por el gobernador Gary Herbert.


A principios de mayo, Grand County había recibido una exención para permanecer en el nivel ‘naranja’ o de nivel de riesgo moderado en la escala de riesgo del estado, y continuar allí a pesar de que la gran mayoría de Utah fue pasada al nivel ‘amarillo’ o de bajo riesgo el pasado 16 de mayo. La exención expira el viernes. El condado de 10,000 personas, ha confirmado nueve casos y ha examinado alrededor del 14% de su población.

Entre las restricciones que el condado esperaba poder mantener vigentes está la prohibición de ocupar los hoteles a capacidad, y la obligación de que las habitaciones se sometan a un período de cuarentena de 24 horas entre cada uso, una medida esta última, apoyada por los trabajadores de limpieza de los hoteles, quienes consideran más seguro esperar 24 horas después de que un huésped devuelva su habitación antes de tener que entrar a limpiarla.

Sin embargo, la oficina del gobernador eligió negar la solicitud, a pesar de que podría ayudar a proteger la salud de los ciudadanos del condado. Fuentes del condado Grand indican que cada fin de semana de mayo el condado ha visto cada vez más visitantes de fuera del área. Cualquier cualquier posible propagación del coronavirus por causa de estas visitas solo se conocerá después de entre ocho a catorce días.

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Publicidad