null: nullpx
Elecciones en Puerto Rico

Solo médicos de cabecera o de tratamiento deben evaluar las condiciones de los pacientes encamados, establece el tribunal

El Partido Popular Democrático llevó el caso ante los tribunales impugnando el voto de hasta 788 encamados certificados por médicos.
1 Nov 2016 – 7:56 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - La juez de la sala de recursos extraordinarios del Tribunal de Primera Instancia (TPI) de San Juan y comisionada especial del Tribunal Supremo para atender el caso de ley electoral de los llamados “encamados”, Aileen Navas, concluyó este martes en su informe al máximo foro judicial que no se deben aceptar algunas de las solicitudes de voto encamado por no haber sido evaluados los pacientes por el médico de cabecera o tratamiento.

El caso de los encamados cubre varios precintos alrededor de la Isla, en algunos de ellos, Arecibo (precinto 27) y Sabana Grande (49) y Jayuya los partidos Popular Democrático (PPD) y Nuevo Progresista (PNP) llegaron a acuerdos parciales o desistieron de reclamaciones.
Otros votos en precintos en disputa son Las Piedras, Jayuya, Dorado, Utuado, Orocovis, Aibonito, Añasco.

El PPD llevó el caso ante los tribunales impugnando el voto de hasta 788 encamados certificados por médicos.

Entre los argumentos, el PPD indicaba que los galenos no eran los médicos de cabecera de los pacientes, a quienes se les visita para que voten porque no pueden abandonar su cama o residencia por alguna condición de salud.

El PPD también argumentó que los médicos certificaron la incapacidad de algunas personas en muy poco tiempo. En su informe de 36 páginas, la juez Navas pasa revista a múltiples solicitudes de voto encamado, si están completadas y las impugnaciones que se le hacen.
En cuanto al derecho aplicable, Navas expuso la revisión judicial que puede hacerse luego de termiando el proceso administrativo en la Comisión estatal de Elecciones (CEE).

Y recalcó, por otro lado, el mandato constitucional a la protección del derecho al voto del elector, cuya inscripción no puede ser rechazada, cancelada, invalidada, anulada, y privado de su voto, sea por ley, reglamento, resolución o interpretación y de ninguna forma.

Igualmente expuso que la ley dispone del colegio de fácil acceso, el colegio de fácil acceso en el domicilio, y el voto por adelantado para electores con problemas de movilidad, que es el problematizado en la impugnación del PPD.
Se impugna también los médicos que utilizó el PNP, por supuestamente no ser “de cabecera o tratamiento”, aunque la ley electoral no suple una definición para estos galenos en el marco electoral.

La juez determinó que los médicos que testificaron en sus dos días de vistas este fin de semana, “no son médicos de cabecera o tratamiento de los electores” que solicitaron el voto encamado en Añasco y Orocovis.

La juez también levantó banderas y no le creyó a los médicos que visitaron muchos pacientes en muy pocas horas para evaluarlos y suscribir su petición de voto encamado a pacientes que no conocían. “Por tanto, en el caso de Orocovis se recomienda que se revoque la Resolución de la CEE (impugnada por el PPD) toda vez que no eran los médicos de tratamiento o cabecera conforme a la ley”, resolvió Navas. La resolución de la CEE aceptaba esas solicitudes.

Navas también concluyó que uno de los médicos utilizados en Utuado (Dennis Rivera González) sí tenía licencia para ejercer, y revocó una resolución de la CEE.

En el caso de Aibonito, el PPD impugnó 49 solicitudes, pero solo evidenció su impugnación en tres casos.
Por su parte, el PNP solicitó la revisión judicial de las denegaciones que hiciera la CEE a las solicitudes de voto encamado de electores de otros municipios. En el caso de Las Piedras, Jayuya y Dorado no prosperó la revisión solicitada.

La Comisionada sometió al TS su informe para la determinación que decida el alto foro.

Más:


Más contenido de tu interés