null: nullpx
Elecciones en Puerto Rico

Retrasado el proceso electoral en Puerto Rico

Las mesas cerraron a las 3:00 de la tarde, pero aún permanecen personas para votar, lo que podrán hacer siempre y cuando estén dentro del edificio de votación.
8 Nov 2016 – 2:10 PM EST

GUAYNABO, Puerto Rico. - Los centros de votación cerraron este martes alrededor del país, aunque aún hay personas haciendo fila para ejercer su derecho a voto.

Los colegios electorales del país abrieron a las 8:00 de la mañana para recibir en teoría a más de dos millones de electores, quienes abarrotaron los centros de votación.

Las mesas cerraron a las 3:00 de la tarde, pero aún permanecen personas para votar, lo que podrán hacer siempre y cuando estén dentro del edificio de votación.

Por primera vez en las elecciones generales en la isla se emplea el escrutinio electrónico, lo que ha causado problemas debido a inconvenientes con las máquinas.

Además, las filas han sido la orden del día debido a que muchas devuelven el voto por algún detalle en las marcas, lo que demora el proceso.

La Comisión Estatal de Elecciones (CEE) espera tener resultados definitivos por la tarde, en cuanto al futuro gobernador de la isla, quien asumirá el cargo el 2 de enero de 2017.

En las elecciones generales, por primera vez en la historia desde el establecimiento del Estado Libre Asociado (ELA), los puertorriqueños tendrán la oportunidad de seleccionar entre seis candidatos a la gobernación.

Sin embargo, se anticipa que la elección se dará entre Ricardo Rosselló Nevares, del Partido Nuevo Progresista (PNP), a quien favorecen las encuestas de intención de voto, y David Bernier, del oficialista Partido Popular Democrático (PPD).
Los otros aspirantes al máximo cargo electivo del país son María de Lourdes Santiago, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), y Rafael Bernabe, del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), además de los independientes Alexandra Lúgaro y Manuel Cidre.

Estas dos candidaturas independientes también resultan una novedad en estas elecciones, ya que nunca antes en los 64 años de establecido el ELA se había producido tal fenómeno.

Las elecciones generales se producen en el momento de mayor crisis de Puerto Rico, cuyo gobierno vapuleado por una crisis fiscal y un declive económico que se prolonga por una década no ha podido asumir el pago de una deuda pública de sobre 68 mil millones de dólares, lo que degeneró en la imposición de una junta de control fiscal de siete miembros seleccionados por el Congreso y la Casa Blanca.


Más contenido de tu interés