null: nullpx
Elecciones en Puerto Rico

¿Qué significan la postura y gestos de los candidatos?

La experta y especialista en protocolos, la profesora Alga Rivera explica la importancia de la imagen y proyección para los candidatos políticos. Un ejemplolo es el histórico debate entre John F. Kennedy y Richard Nixon.
12 May 2016 – 6:51 PM EDT

La contienda electoral en Puerto Rico siempre es un evento de gran magnitud en la isla. Muchos lo llaman incluso el deporte nacional de Puerto Rico.

Este cuatrienio son siete los candidatos a la gobernación de Puerto Rico para las elecciones generales de noviembre de 2016 que completaron sus inscripciones ante la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) de la isla.

Entre los aspirantes a gobernador están David Bernier, la única opción del gobernante Partido Popular Democrático (PPD), después de que el actual jefe del Ejecutivo, Alejandro García Padilla, anunciara que no iría a la reelección.

El opositor Partido Nuevo Progresista (PNP) cuenta como candidatos, que se disputarán el próximo 5 de junio el liderato en primarias, el actual presidente de la formación, Pedro Pierluisi, y Ricardo Rosselló, hijo de un antiguo gobernador.

Los candidatos independientes Manuel Cidre y Alexandra Lúgaro son otras de las novedades de cara a las alecciones del próximo 8 de noviembre de 2016 que formalizaron sus inscripciones.

Pero, ¿qué importancia tiene y qué proyecta su imagen, la postura y ademanes? La experta y especialista en protocolos, la profesora Alga Rivera, discutió este tema en Una Buena Tarde.

Rivera enfatizó que por lo general, lo primero que miramos, incluso antes de que comiencen a hablar, es la postura. "La postura lo primero que refleja es bienestar", señaló. "Es bien interesante porque casi siempre nosotros nos fijamos en la imágen, la postura, si tiene los hombros hacia atrás, si tiene el estómago contraído, si la quijada está al mismo nivel del piso...hay algo por ahí en el subconsciente que nos va a reflejar si esa persona está bien de salud, si esa persona descansa, si se alimenta, si hace ejercicio. Esto nosotros lo asociamos también con una persona inteligente, una persona que se oxigena, que se ocupa en todas estas cosas.", explicó la experta.

Un ejemplo tradicional sobre este tema y la importancia de la presencia y proyección de un candidato en eventos importantes como los debates, lo es el histórico debate entre John F. Kennedy y Richard Nixon, el primer debate televisado en los Estados Unidos.

“En ese debate, John F. Kennedy, la proyección de él, el día antes y ese día (del debate), los documentales explican que él estaba descansando y preparándose para el debate; incluso estaba tomando sol. Entonces se veía muy bien, con una apariencia saludable, relajado, tranquilo, muy comodo con el evento en el cual estaba participando”, explicó.

En cambio, Nixon se presentó como todo lo contrario. “A diferencia, el presidente Nixon había salido del hospital, se proyectó sudoroso. Estaba haciendo campaña en estados lejos y estaba extenuado”, recordó. “Lo contrario de verse uno relajado, esa proyección de buena postura, bienestar, lo contrario es fatigado, desalineado, sudoroso”, sentenció.

Según se ha reportado en la historia, quienes escucharon el debate por radio y quienes lo vieron en televisión tuvieron dos opiniones contrarias. Quienes lo vieron en televisión, pusieron a Kennedy como el ganador del debate, mientras que quienes lo escucharon a través de las ondas radiales, determinaron que Nixon, quien lució sudoroso y nervioso en persona, fue el ganador por la forma en que dominó el hablar para quienes no lo veían.

“Ese candidato va a ser más atractivo y genuino si lo que él dice y lo que nosotros vemos que él hace son cónsonos”, explicó. Por esto, la manera en la que se paran, cómo mueven las manos, si señalan y otros detalles son de importancia para determinar quién sale airoso del debate.

“Ese mensaje de lo que ellos dicen y lo que ellos hacen, tienen que ir a la par”, dijo la profesora.

Más contenido de tu interés