Huracán María

Puerto Rico está en "serios problemas" tras el golpe de María, dice Trump, y anuncia que vendrá a la isla el martes

Dijo en su cuenta de Twitter que la deteriorada infraestructura de la isla y la deuda que acumula están empeorando la situación del país tras el azote de María pero que la repartición de artículos de primera necesidad "se está haciendo bien".
26 Sep 2017 – 8:50 AM EDT

El presidente de EEUU, Donald Trump, quien ha enfrentado duras críticas por pasarse tuiteando el fin de semana sobre la NFL mientras las autoridades de Puerto Rico le reclaman una respuesta más robusta a la emergencia que atraviesa la isla, dijo este martes que vendrá al país la semana próxima para inspeccionar las tareas de recuperación en el territorio estadounidense.

El mandatario dijo que su agenda no le permite ir más temprano, aunque su decisión de ir se produce en medio de las dudas sobre su compromiso para hacer frente a la tragedia en el estado libre asociado.

Puerto Rico "es importante para todos nosotros", dijo el martes, un día después de enviar una serie de mensajes por Twitter diciendo que la isla está en "serios problemas" tras el paso la semana pasada del poderoso huracán María porque tenía una infraestructura deteriorada y por la deuda que acumula.

Agregó que la repartición de alimentos, medicamentos y agua, prioridades en la actual situación de emergencia, se “está haciendo bien”.

Trump envió los mensajes el lunes por la noche tras recibir fuertes críticas por haber ignorado el tema de Puerto Rico durante todo el fin de semana pasado y dedicarse a criticar a los jugadores de fútbol de la NFL por no escuchar de pie el himno estadounidense.

Hasta el cantante puertorriqueño Marc Anthony le envió un duro mensaje al Presidente por su pelea en Twitter con los jugadores de la NFL y le reclamó más atención para Puerto Rico. "Señor presidente, cierre la jo***a boca", dijo el cantante.

El gobernador Ricardo Rosselló dijo el lunes que Puerto Rico está “cerca de una crisis humanitaria”a raíz de la situación que atraviesa tras el paso del huracán María y que el país necesita un paquete de ayuda financiera de EEUU para enfrentar la emergencia y flexibilidad para manejar sus finanzas controladas por una Junta de Supervisión Fiscal (JSF) impuesta por el gobierno federal.

“Si no tenemos la flexibilidad necesaria nos podemos enfrentar a esa crisis humanitaria. Si la comida no llega de forma adecuada. Si la infraestructura crítica en salud y energía no se recupera. No quiero llegar a la crisis humanitaria y decir ‘qué hacemos ahora’. Esto es una posibilidad real, pero confío en la solidaridad, en los congresistas (de EEUU) y en un paquete de medidas que pueda ayudar”, dijo Rosselló.

La serie de mensajes de Twitter de Trump comenzó el martes por la noche con este:

"Texas y Florida (afectadas por Harvey e Irma) lo están haciendo bien, pero Puerto Rico, que ya sufría de una infraestructura destrozada y una deuda masiva, está en serios problemas", dijo Trump en el mensaje.

Luego continúa:


"Su red eléctrica anticuada, que estaba en un estado terrible, fue devastada. Gran parte de la isla destruida, con miles de millones de dólares de deuda con Wall Street y los bancos que, tristemente, deben hacerse frente", agregó.

Concluye:


"La comida, el agua y las medicinas son las principales prioridades y se está haciendo bien", concluyó el Presidente.

Tras estos mensajes Trump regresó a hablar de la NFL, de los intentos por derogar la reforma de salud de su predecesor Barack Obama, sobra una elección primaria en Alabama y sobre los padres de un joven encarcelado en Corea del Norte y fallecido a su regreso a EEUU.

El martes por la mañana Trump retomó el tema de Puerto Rico dándole gracias a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, por sus "amables palabras" sobre el trabajo de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) en la isla.



"Gracias Carmen Yulin Cruz, alcaldesa de San Juan, por sus amables palabras sobre FEMA etc. Estamos trabajando duro. Muchos alimentos y agua allí/en camino", indica el último mensaje de Trump sobre la isla.

María impactó el pasado miércoles como un poderoso huracán categoría 4 la isla de Puerto Rico, en la que se cuentan por el momento 16 fallecidos, en su mayoría por deslizamientos de tierra o ahogados en inundaciones.


El ciclón también dejó sin suministro eléctrico a toda la isla, que según las autoridades tardará entre cuatro y seis meses a restituirse por completo.

Más contenido de tu interés