null: nullpx
Elecciones 2016

Puerto Rico en suspenso ante la elección de Trump como presidente

El gobernador electo de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, confía en que Donald Trump cumplirá con la plataforma de gobierno republicana e impulsará la estadidad para la isla.
9 Nov 2016 – 11:08 AM EST

GUAYNABO, Puerto Rico. - Con más preguntas que respuestas y una deuda de cerca de 70,000 millones de dólares, Puerto Rico evalúa este miércoles el impacto de la ola de cambios que suponen los resultados de las elecciones generales en la isla y los Estados Unidos.

El gobernador electo del país, Ricardo Rosselló Nevares, reiteró que en sus primeros 100 días de trabajo presentará un plan para construir un gobierno "más efectivo y eficiente". El líder del Partido Nuevo Progresista, que defiende la estadidad para Puerto Rico, aspira a "sentar la pauta para nuevamente entrar en los mercados y desarrollar nuestra economía y poder garantizar inversión en Puerto Rico.”

En cuanto al presidente electo de los Estados Unidos, el magnate republicano Donald Trump, hasta el mediodía de este miércoles éste no había emitido declaraciones relacionadas con la isla, su estatus o su crisis fiscal.

Trump, quien el 20 de enero juramentará como el presidente número 45 de Estados Unidos, derrotó a su contrincante Hillary Clinton pasadas las 2:00 de la madrugada del miércoles, con 276 votos de colegio electoral frente a 218.

El republicano de 70 años ganó Florida con un estrecho margen (29 votos del colegio electoral) y tuvo importantes victorias en Ohio (18 votos electorales), Carolina del Norte (15 votos electorales), Michigan, Pensilvania y Wisconsin, otros estados considerados clave.

Después, de recibir una llamada de Hillary Clinton en la que la demócrata reconoció su derrota, Trump habló ante sus seguidores y dijo que será “un presidente para todos los estadounidenses”.

¿Qué repercusiones hay para la isla del encanto?

Puerto Rico, un territorio no incorporado de Estados Unidos, está sumido en una recesión económica desde el 2006, con una deuda de cerca de 70,000 millones de dólares y un Producto Interno Bruto de unos 102,000 millones de dólares.

Hace unos meses se aprobó la Ley de Supervisión, Administración, y la estabilidad económica para Puerto Rico (Promesa), la cual estableció que siete miembros de Supervisión Financiera y Consejo de Administración tienen la tarea de trabajar con el pueblo y el gobierno de Puerto Rico para crear las bases necesarias para el crecimiento económico.

El presidente Barack Obama nombró a los siete miembros de la Junta y el gobierno local ya está listo para trabajar en conjunto.

Según Obama, estas siete personas aportan una amplia gama de habilidades y conocimientos necesarios para hacer frente a desafíos complejos de Puerto Rico y poner el futuro de los ciudadanos americanos en Puerto Rico por primera vez.

¿Cómo trabajaría el nuevo Gobernador con Trump y la junta?

El gobernador electo de la isla, Ricardo Rosselló Nevares, anticipó que este miércoles les estaría "cursando otra comunicación. Esta transición no es cualquier transición. Aquí tenemos una junta de control fiscal y se ha comenzado un proceso para evaluar cuál va a ser el plan fiscal para Puerto Rico. Queremos dialogar con la junta de control fiscal lo que es nuestra propuesta fiscal y lo que son las propuestas de política pública que van de la mano con esa propuesta fiscal. Nuestra intención es renegociar los términos de la deuda en buena fe”.

Entre otras medidas, aparte de las renegociaciones con los acreedores que pueden ahorrarle hasta $800 millones al erario, piensa hacer una auditoría de gastos de la administración para ver cuáles que pueden ser ilegales.

Rosselló Nevares confesó estar sorprendido con el triunfo del magnate Donald Trump. “Todo el mundo sabe que yo había apoyado a Hillary Clinton, pero lo cierto es que como gobernador yo voy a trabajar con todo el mundo para buscar mejores alternativas para Puerto Rico”, dijo.

En mayo, cuando Trump se consolidó como el virtual candidato republicano a la presidencia, dijo en entrevista con CNN que no creía en un rescate para Puerto Rico por parte de Estados Unidos.


"El problema con Puerto Rico es que su deuda es muy alta. Soy el rey de la deuda, amo la deuda (...) pero Puerto Rico tiene demasiada deuda, tienes que recortarla significativamente", agregó Trump en aquél momento.

El científico de profesión aseguró que tanto el cómo su equipo están listos para trabajar mano a mano con la junta de control fiscal y con el mandato de Donald Trump. Asimismo apostó a que Jenniffer González, quien salió airosa en la contienda por Comisaría Residente en Washington D.C. y es republicana, puede ayudar mucho con el nuevo mando en la nación estadounidense.

Sobre si este resultado representa una preocupación para Puerto Rico, Rosselló Nevares dijo que le compete a él "y a nuestro equipo de trabajo velar que eso no sea así”. Incluso resaltó que “si uno se pone a ver lo que es la plataforma del Partido Republicano en términos de Puerto Rico es muy favorable”.

Emplazó a Trump a que cumpla “con su programa de Gobierno y lo que incluye para Puerto Rico es incluir y validar la transición de Puerto Rico hacia el estado 51 de la nación norteamericana”.

En su primera conferencia de prensa tras aceptar el triunfo en las elecciones, Rosselló Nevares reiteró: “Nosotros queremos un gobierno para todos los puertorriqueños... Nosotros queremos trabajar con el que quiera echar a Puerto Rico hacia adelante".

El proceso de transición local, por ley, empezaría el sábado, pero ya el gobernador Alejandro García Padilla y Rosselló Nevares han iniciado conversaciones, afirmó este último. “El me llamó. Le solicité de manera inmediata que nos sentáramos. Mi pedido hacia él es que podamos tener una transición transparente”.

Lea también:


Más contenido de tu interés