Junta de Control Fiscal

Principales candidatos de Puerto Rico se oponen a la junta fiscal

David Bernier y Ricardo Rosselló junto con sus compañeros de papeleta cabildearán en Washington para impedir la implementación del organismo fiscalizador propuesto por el liderato republicano.
6 Jun 2016 – 6:24 PM EDT

GUAYNABO, Puerto Rico. - Los candidatos a la gobernación y la comisaría residente en Washington por el Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD), rivales en el terreno político, anunciaron el lunes el mismo plan: viajar a la capital de Estados Unidos para impedir la junta de control fiscal federal

A solo horas de que se celebraran en la isla las primarias locales, David Bernier y Héctor Ferrer -del PPD- al igual que Ricardo Rosselló y Jenniffer González -del PNP- confirmaron que viajarán de inmediato a la capital federal para cabildear en contra del HR 4900, conocido como Promesa.

Para Bernier, aspirante a la gobernación por el PPD, Promesa es “deficiente, ya que en vez de ayudar a Puerto Rico a superar su crisis, la hace más difícil y a un costo demasiado alto para los puertorriqueños”.

Ferrer, que aspira a ser el comisionado residente en Washington por el PPD, se ha expresado en innumerables ocasiones en contra de la propuesta del Congreso de crear un organismo fiscalizador para encarrilar las finanzas de la isla, con una deuda ascendiente a $70 mil millones.

Por su parte, el recién electo como aspirante a la gobernación por el PNP, Ricardo Rosselló, adelantó en entrevista con el programa “Una buena tarde” que viajará a la capital federal a “luchar por elementos de igualdad, para buscar una mejor alternativa para el pueblo de Puerto Rico en una colaboración especial con el gobierno federal”.
Integra su misión la también recién electa como aspirante del PNP a la comisaría en Washington, Jenniffer González. La expresidenta de la Cámara de Represantantes de la isla milita en el Partido Republicano, fracción autora del proyecto denominado “Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico” (Promesa, por sus siglas en inglés). Sin embargo, reiteró que “hemos estado opuestos desde el día uno porque sería detrimental para los jóvenes menores de 25 años porque le podrían reducir su salario mínimo federal, sería devastador para los pensionados que no les garanticen su retiro. De la misma manera que no se tomen medidas de desarrollo económico en ese proyecto ni se resuelve el anuncio principal que es el estatus”.

De acuerdo con el proyecto, el gobernador que resulte electo el próximo noviembre, tendría la potestad de reducir a $4.25 el salario mínimo federal a jóvenes de 25 años o menos, lo que ha causado revuelo toda vez que la media en edad de personas que emigran a los Estados Unidos es de 28 y 29 años.

En la primaria de ayer, solo Pedro Pierluisi, actual representante de la isla ante el Congreso, apoyaba la junta de control fiscal.

EL CONGRESO DEBERÍA ENTENDER…”

Alfonso Aguilar, presidente de la Asociación de Latinos por los Principios Conservadores opinó este lunes que los resultados de la primaria muestran el rechazo de los puertorriqueños a la junta de control.
"El pueblo de Puerto Rico ha votado y ha rechazado la solución propuesta por Washington; han rechazado la Promesa”, dijo Aguilar en un comunicado.

En su opinión, el Congreso “debería tomar nota” de lo ocurrido y entender que “ninguno de los candidatos a gobernador apoya esa pieza legislativa”.
"Si el próximo gobierno de Puerto Rico y la gente de la isla se oponen a la Promesa, ¿por qué el Congreso quiere imponérsela?", se preguntó Aguilar.

Los dos principales partidos de Puerto Rico celebraron el domingo elecciones primarias, coincidiendo con la celebración de las primarias demócratas en la isla, donde sin embargo resultó victoriosa Hillary Clinton, que apoya la citada junta de control fiscal.

Más:


Más contenido de tu interés