null: nullpx
Artes Visuales

Monumento al 'dron chinita' llama la atención en Miramar

Un artista conceptual decidió crear una obra para llamar la atención sobre lo que significan estos barriles en Puerto Rico.
3 Feb 2016 – 1:26 PM EST

Jessica Pérez Cámara
@jessicamperez

Hastiado de ver drones chinitas por doquier en Puerto Rico, el artista conceptual Manuel Mendoza decidió hacer algo al respecto y dedicarle un monumento. Si, un monumento que recuerde a los puertorriqueños la sobresaturación visual que hay en las calles de la Isla.

“Hay demasiados drones de esos en Puerto Rico y provocan mucha obstrucción visual. Por ello, me pareció gracioso dedicarle un monumento”, compartió Mendoza en entrevista con Univisionpr.com.

Estuvo varios meses pensándolo hasta que un día no aguantó más y el joven de 23 años graduado de la Universidad de St. Joseph en Filadelfia llegó hasta un cilindro que se usa como tablón de expresión pública en una transitada zona de Miramar para crear en él un enorme dron chinita que usa el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP).

“Estuve varios meses con esa idea. Estaba aguantado por la magnitud y logística. Nunca había hecho algo de esa calibre”, explicó sobre la obra que edificó en el mes de diciembre y que rápidamente fue vandalizada. “Monté las cosas en el carro y fui…Trabajé solo desde 8:00 am hasta 4:00 pm que llegaron tres amistades mías”, contó el vecino de Santurce.

Ya estaban ahí los cilindros. Fue visualizar, construir y pintar sobre los paneles de expresión pública que estaban llenos de pasquines de política y propaganda para un concierto de música electrónica.

Incluso, algunos policías se detuvieron durante la obra y Mendoza se preocupó. Quizás le iban a decir algo o a detener el trabajo, pero no, fueron a tomarse fotos, contó. Y bueno, esa era la idea. “Que se tomaran fotos, yo sabía que los iban a pasquinar luego, pero quedaron inmortalizados con las fotos”, expresó el joven que, tras esto, tiene más proyectos en mente.

De cinco monumentos que pintó, solo dos han sido respetados por las personas. Aunque, eso era de esperarse, señaló. A fin de cuentan, son espacios de expresión pública y eso al artista no le molesta. “Es un sentimiento peculiar, nadie es jefe de eso y la pieza se presta para expresión pública. Demuestra la sobresaturación de mensajes y propaganda. Es una pieza efímera. Es como un dolor rico, eso es parte de la pieza. Que se vuelva tan asqueroso como el dron en sí”, manifestó.

Rápidamente recibió buenas críticas de la comunidad. “El feedback de la gente fue súper escencial. Da incentivo a seguir practicando y hacer arte. Es que esto sí tiene algo de bonito, aunque no estéticamente”, expresó.

Parte del paisaje citadino

El famoso barril color anaranjado con líneas antireflectivas del DTOP llegó a Puerto Rico en la década de 1970 con el propósito de delimitar las áreas de trabajo en las carreteras de la Isla y proteger a los obreros. Antes de eso, se usaban barriles de aluminio de 55 galones, entre otros artefactos.

Sin embargo, aunque parezca un sencillo objeto de la construcción que protege a los trabajadores y a las obras en construcción, en la cultura boricua es otra cosa. Ver uno mientras se conduce en la carretera significa que más adelante habrá un tapón, un desvío y posiblemente, un mal rato.

En Puerto Rico, el automóvil es el principal medio de transporte y ello, sumado a la mala planificación, la falta de transporte público y el urbanismo desmedido, provoca grandes embotellamientos, mejor conocidos como “tapones”. Y ¡que dolor de cabeza dan!

Monumento de crítica al dron chinita en San Juan

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés