null: nullpx
Salsa

'Abran paso': el exigente canto de Ismael Miranda con la Orquesta Harlow

El sonero puertorriqueño, quien actualmente enfrenta complicaciones de salud, fue una figura destacada de la Fania All Stars en la década de los 70. El más joven de los vocalistas del famoso documental 'Our Latin Thing' (Nuestra Cosa Latina) en el que cantó 'Abran paso' junto a la Orquesta Harlow. Aquí contamos anécdotas de esa canción, compuesta por él mismo, uno de los hitos de su larga carrera musical.
12 Mar 2021 – 07:19 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Esta es la portada del disco 'Abran paso' de 1971. Fue la quinta grabación de la orquesta de Larry Harlow con el cantante Ismael Miranda, quien compuso cinco de las nueve canciones.

“Abran paso/ cosa buena ábreme paso/ que yo vengo preparado/ y a todo el que necesite/ hoy yo le voy a ayudaaaaar”, la voz de Ismael Miranda, un cantante puertorriqueño de 21 años de edad se escucha en las calles de Nueva York. Las parejas muestran su destreza dando vueltas y entrelazándose. Mueven los pies, los brazos, las caderas. Suena el piano, se escuchan las trompetas y los trombones, retumban las congas y el timbal, repica el bongó y la campana.

La música de la Orquesta Harlow se expande sobre las aceras. Las personas bailan a cielo abierto mientras Ismael Miranda sigue cantando: “Abran paso/ que yo vengo bien caliente/ con Santa Bárbara a mi lado/ con su copa y su espada/ para aliviarnos de todo maaaaal/ abran pasooooooo”.

El documental Our Latin Thing (Nuestra Cosa Latina), filmado en 1971 bajo la dirección de Leon Gast, muestra el performance de Miranda. Es el más joven de todos los vocalistas de la Fania All Stars. Johnny Pacheco lo apodó “El Niño Bonito de la Salsa”, y así quedó.

La canción de Miranda se puede ver en el minuto 43:30 de la película. La descarga es interrumpida brevemente por una conversación en la que Miranda actúa como si fuera el vendedor de una tienda botánica en la que se pueden conseguir velones, yerbas y conjuros.


“Ese video fue producido en la calle 13 (entre la primera y segunda avenida del Downtown Manhattan), esa es la calle en que yo me crie, fue frente a una iglesia católica que estaba cerrada. Todos mis amigos de la infancia estaban ahí. Era una fiesta que hicimos nosotros para esa comunidad. Yo me crié ahí y yo quería llevar música a toda mi gente. Estuvimos como 45 minutos cantando”, reveló Miranda en una entrevista a Martín Gómez de la página web Salserísimo Perú.

Miranda nació el 20 de febrero de 1950 en Aguada, a los 4 años de edad su familia se mudó a Nueva York, a los 11 años era limpiabotas, a los 15 entró a prisión por "procesar marihuana", a los 16 grabó su primer disco como cantante integrando la orquesta de Joey Pastrana, meses después se fue a la Orquesta Harlow y empezó a disfrutar del éxito, la fama, el dinero. El aplauso del público salsero no se ha detenido ni por un instante.

“Abran paso mira lo que yo te traigo/ yo traigo yerba buena/ mira yo traigo altamisa/ yo traigo mejorana/ traigo amansa guapo/ y rompe saragüeyyyy”, pregona Miranda para abrir el camino de la fiesta y el desenfreno.

Abran paso fue compuesta por Ismael Miranda en 1971 y le dio nombre al quinto disco que grababa con la Orquesta Harlow. Miranda escribió cinco de las nueve canciones.

En el disco participaron: el pianista Larry Harlow; los percusionistas Phil Newsun, Manny Oquendo y Frankie Rodríguez en los timbales, bongó y congas respectivamente; los trompetistas Larry Spencer y Ralph Castrello; Lewin Khan y Leopoldo Pineda en los trombones; Yomo Toro en el tres; Joe Santiago en el bajo; y Marcelino Guerra, Yayo El Indio y Justo Betancourt en los coros. El arreglo musical fue de Javier Vásquez.

“Es un credo de independencia cultural que se autodefine y fortalece: audaz y arrogante, a la vez que espiritual, sensible y afectuoso”, afirma la escritora puertorriqueña Aurora Flores sobre la canción Abran paso.

Es una de las canciones emblemáticas de Miranda. Parece una declaración de principios, el anuncio de su impronta como sonero, un aviso de su carrera como solista. Para que no haya dudas que viene con paso firme a cantar, a darle voz a quienes como él nacieron en un lugar, pero crecieron en otro. A mostrar el sentimiento, la rebeldía, la identidad y la fuerza del Caribe.

La expresión “Abran paso” fue usada para nombrar a la orquesta fundada por Luisito Figueroa en el año 2000. También fue el nombre de un concierto de reencuentro entre Harlow y Miranda en el Lehman Center en El Bronx, en Nueva York en 2017.

Miranda se convirtió al cristianismo en 2008. No fue una decisión instantánea, sino un largo proceso de reflexión tras varias crisis personales. Él halló una nueva fe y se entregó a ella sin abandonar su canto. “Porque Dios quita lo malo no lo bueno”, declaró durante una visita a una iglesia en Venezuela.

En un concierto en Perú, con la orquesta Mambele en 2013, se le escucha cantar Abran paso. Pero hay un cambio en la letra. Específicamente en la estrofa en la que se enumeraban las hierbas que supuestamente alejaban el mal. “Mira lo que yo te traigo/ yo traigo mi vida buena/ mira yo traigo cosas bonitas/ yo traigo cosas sabrosas / traigo cosas lindas/ que sé te van a gustar”.

Miranda, actualmente con 71 años de edad, enfrenta problemas de salud. El cantante sufrió un accidente cerebrovascular el pasado 23 de enero y tuvo que ser operado de emergencia. Logró salir de la Unidad de Cuidados Intensivos días después, pero regresó a observación el pasado 5 de febrero. Una semana después fue dado de alta, volvió a tener complicaciones y fue trasladado al hospital Health South de Manatí.

“El día martes 3 de marzo luego de terminadas sus terapias en su hogar se sintió un poco indispuesto y se decide trasladar al hospital”, informó la familia a través de un comunicado. “Gracias a todos por estar al pendiente de la salud de nuestro amado Ismael Miranda. Sus oraciones nos mantienen de pie y fortalecidos” se lee en el escrito.

“Ahora me voy contento/ no se olviden de hacerme caso”, se escucha al final de Abran paso. Oigo la canción repetidas veces, lo hago imaginando que Miranda regresa al escenario para seguir cantando, para continuar dándole voz a su fe, para que no se detenga el baile. Espero que salga del hospital para que siga brindando la alegría del Caribe.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:SalsaPuerto RicoMúsica PuertorriqueñaIsmael MirandaBronx

Más contenido de tu interés