null: nullpx
Virus del Zika

Instalan en Caguas 90,000 trampas de mosquitos

El proyecto de prevención de propagación del virus del Zika fue financiado con fondos federales.
19 Sep 2016 – 3:44 PM EDT

La secretaria del Departamento de Salud, Ana Ríus Armendáriz, el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, y funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) anunciaron la instalación de 90,000 trampas pegajosas para mosquitos (AGO, siglas en inglés) en 30,000 hogares de 150 comunidades del municipio.

Las trampas AGO, así como su instalación, serán financiadas en su totalidad con fondos federales.

Según se informó, las trampas AGO, que han sido estudiadas exitosamente en la Isla desde 2012, consisten en baldes negros de cinco galones que solo contienen agua, heno y una hoja con pegamento para insectos.

Expertos de los CDC explicaron que la combinación de estos elementos atrae a los mosquitos que están buscando dónde poner sus huevos.

El pegamento que está dentro de la cámara de captura atrapa los mosquitos cuando descansan en el interior de la trampa, que no contiene químicos ni insecticidas.

Las trampas se colocan afuera de las casas, en jardines, patios, terrazas y balcones.

En las pruebas de campo que comenzaron hace cuatro años, las trampas lograron reducir la transmisión del virus del chikunguña al eliminar la gran mayoría de los mosquitos en el área estudiada.

"Estamos afianzando nuestra ofensiva contra el zika trabajando de forma integrada para lograr detener la propagación no tan solo de este virus, sino también del dengue y el chikunguña. Este proyecto de las trampas, que contienen pegamento para insectos y capturan a los mosquitos que buscan un lugar para colocar sus huevos, comenzará a implementarse en los próximos días en zonas urbanas de Caguas con altos niveles de casos con el fin de atrapar aquellos mosquitos que son portadores del virus", explicó Ríus.

El primer ejecutivo municipal cagüeño indicó que "nuestro municipio ha estado colaborando desde el principio con esta iniciativa porque entendemos la importancia que tiene para el futuro de nuestro país y el desarrollo de las próximas generaciones de puertorriqueños el control de esta enfermedad”.

Agregó que “esperamos que el proyecto sea exitoso para que pueda ser implementado en otros municipios con igual o mayor incidencia de casos. En Caguas estamos poniendo nuestro granito de arena para ganarle esta batalla al zika mediante un enfoque coordinado y seguro para la salud, tanto de los residentes de estas comunidades, como para la flora y fauna que las rodean".

Se dijo, además, que personal de los CDC y Salud estarán llevando a cabo un monitoreo continuo de los mosquitos en las trampas para medir su efectividad.

Las trampas recibirán mantenimiento cada dos meses por parte de trabajadores contratados que eliminarán el polvo y la basura de la parte exterior de la trampa, cambiarán el agua, el heno y la hoja con pega, y se asegurarán de que los agujeros de drenaje estén limpios y que no estén tapados.

Una vez instaladas, los residentes no tendrán que mover ni abrir las trampas.

Más:


Más contenido de tu interés