Huracán María

Gobernador disminuye horario de toque de queda y adelanta pago de la quincena a empleados públicos

Las medidas están dirigidas a reactivar la economía paralizada por el huracán María y Rosselló aseguró que la situación en la isla mejora lentamente.
4 Oct 2017 – 12:16 PM EDT

El gobernador Ricardo Rosselló redujo el período de toque de queda en la isla a partir de este miércoles por la noche y adelantó el pago de la quincena de los empleados públicos para reactivar la actividad económica tras el paso del huracán María.

"Esto ayudará a que la actividad económica se recupere en el camino hacia el restablecimiento de la normalidad", dijo Rosselló el miércoles en su conferencia de prensa diaria.

El toque de queda quedará en vigencia entre la medianoche y las 5:00 de la madrugada y la medida estará sujeta a al buen juicio de la población, dijo Rosselló.

La isla está bajo toque de queda para evitar saqueos y otros actos delictivos desde el paso del huracán María por la isla el pasado 20 de septiembre, primero entre las 7:00 de la noche y 5:00 de la mañana y posteriormente entre las 9:00 de la noche y 5:00 de la mañana.

Rosselló también anunció que el Departamento de Hacienda adelantará sus pagos correspondientes al 15 de octubre a los empleados públicos, los jubilados y a los pequeños y medianos negocios debido a que la emergencia por el ciclón supuso un aumento de gastos extraordinario.

Por otro lado, dijo que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, siglas en inglés) tiene unos mil empleos disponibles para ayudar en la recuperación de Puerto Rico.

El gobernador explicó que la situación de la isla mejora lentamente y que la visita el martes del presidente Donald Trump sirvió para que el Gobierno estadounidense tenga una mejor imagen del drama por el que atraviesa el país.

Sobre el servicio eléctrico, dijo que el 8.60 por ciento de los 3.1 millones de abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), o unos 266,000 clientes, ya tienen electricidad.

Además, casi la mitad (48 por ciento) de los abonados de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) también tienen servicio de agua potable, l a mayoría en el sur de la isla y en el área metro.

El mandatario local también informó que el 76 por ciento de las gasolineras del país funcionan y el 70 por ciento de los supermercados están abiertos.

Además, 430 cajeros automáticos están operativos, 150 sucursales bancarias abiertas y 100 cooperativas financieras activas.

Un total de 63 hospitales también están abiertos y de esos, 24 funcionan con el servicio de la AEE.

La comunicación por telefonía celular ya es posible entre el 43 por ciento de los abonados, mientras se instalan antenas provisionales por la geografía de todo Puerto Rico.

El número de refugiados es ahora de 8.800, una reducción lenta respecto a días pasados.

Por su parte, el director de FEMA para el Caribe, Alejandro de la Campa, aseguró que la distribución de agua y comida a quienes más la necesitan avanza de forma muy rápida.

De la Campa indicó que la prioridad para su agencia es la entrega de combustible para las plantas de diesel de los hospitales y que FEMA ha recibido ya la petición de ayuda por parte de más de 100,000 personas en toda la isla.

Fotografías aéreas: La devastación que dejó María sobre Puerto Rico

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés