null: nullpx
Virus del Zika

Convocan a una "olimpiada" para limpiar criaderos de mosquitos en Puerto Rico

El Frente Unido Contra la Fumigación Aérea no aprueba el uso del BTI para el control del mosquito que transmite el zika e insiste en alternativas más efectivas y seguras.
28 Jul 2016 – 3:44 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - El Frente Unido Contra la Fumigación Aérea ha convocado una “olimpiada” de caza de los mosquitos que transmiten el zika para el próximo 7 de agosto.

El evento, denominado como Día Nacional de Olimpiadas de Criaderos de Mosquitos, servirá como el inicio de una serie de actividades para erradicar los focos de retención de larvas de mosquitos y en el que participarán municipios, organizaciones de base y comunidades.

Ante las nuevas intenciones de parte del Gobierno central de fumigar con el larvicida VectoBac (BTI), el colectivo insistió en alternativas más efectivas y seguras para controlar las poblaciones de mosquitos.

El Frente agradeció también al pueblo “por la determinación y participación activa” que detuvo el plan de fumigación aérea con Naled.
Sin embargo, los diferentes grupos participantes del Frente repudian la falta de transparencia y de acceso a información de parte de agencias gubernamentales y de La Fortaleza.
“El gobierno central ha fallado en ganarse la confianza del pueblo respecto al tema de la fumigación aérea, debido al historial de sus acciones. Además de que fumigar de manera aérea con Bti carece de mucho sentido, el pueblo no confía que en efecto lo que asperjen sea Bti”, señaló Jesús Vázquez, de la Asociación Nacional de Derecho Ambiental.

Mientras, Luis Bonilla, director del Departamento de Salud Medioambiental del Recinto de Ciencias Médicas, subrayó que “nos querían fumigar con el insecticida tóxico Naled, lo que es contrario al protocolo recomendado por la Organización Mundial de la Salud para controlar las poblaciones de mosquitos que incluye, primero, la gestión ambiental, el control biológico y, en última instancia, el control químico”.

El grupo realizó una exhaustiva revisión de la evidencia científica que rodea a la utilización del Bti. En esta investigación participó una amplia representación de la comunidad científica y concluyó que “por el carácter masivo e indiscriminado de las fumigaciones, siempre se debe insistir en el principio de la precaución, y más cuando la evidencia científica no es concluyente en relación a la seguridad de la utilización del Bti”.

Igualmente se desprende de la evidencia científica el desarrollo de alergias y reacciones adversas al contacto humano con el Bti y serios efectos adversos en el ecosistema como resultado de desbalances eco sistémicos”, apuntó el grupo de científicos.


Más contenido de tu interés