Junta de Control Fiscal

Campamento contra la Junta convoca manifestación de rechazo a Promesa

La protesta será el próximo 31 de agosto a las 7:00 de la mañana, tiene como objetivo frustrar la conferencia en torno a la legislación Promesa que impone un organismo de control fiscal para Puerto Rico.
24 Ago 2016 – 3:57 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - A la par con el reclamo de la descolonización de Puerto Rico, los integrantes del Campamento contra la Junta de Control Fiscal, instalado frente al edificio federal en Hato Rey, convocaron al pueblo a una manifestación el próximo 31 de agosto de rechazo a la Conferencia de la ley federal Promesa.

La protesta, que será a las 7:00 de la mañana, tiene como objetivo frustrar la conferencia en torno a la legislación Promesa (Puerto Rico Oversight Management and Economic Stability Act), firmada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en junio pasado para imponer una junta de control fiscal al gobierno puertorriqueño y garantizar el pago de la deuda de 68 mil millones de dólares a los bonistas.

“Esta manifestación tiene como propósito detener la conferencia y ser un hito para una prolongada resistencia en contra de la junta y del pago de la deuda y de la colonia”, estableció el grupo que desde hace dos meses mantiene un campamento frente al principal edificio federal en Puerto Rico, donde radican diversos organismos, incluido el Tribunal de Distrito de Estados Unidos.

Entre los reclamos del Campamento contra la Junta también figuran el desconocimiento de la deuda, por considerarla ilegal, aparte de que “impone el pago de interés sobre los intereses”, y la inmediata derogación por el Congreso de Estados Unidos de la legislación Promesa.

“La deuda se convierte en odiosa porque no fue adquirida para beneficio de la población de Puerto Rico, sino para cubrir obligaciones de pago de deudas atrasadas, pago de nóminas y para obras físicas de ninguna o poca utilidad e ineficientes”, indicaron los portavoces del grupo, entre los que figuran Joane Rodríguez, Carimar Rodríguez, Adrián Rosario y Shalimar Velázquez.

Como parte de una rueda de prensa ofrecida frente en el Campamento contra la Junta, reclamaron en un documento entregado a la agencia Inter News Service (INS) que “nuestro pueblo tiene derecho a ejercer su soberanía sin la intervención del imperio estadounidense en ninguno de los aspectos políticos, económicos y sociales del país”.

“Por tanto, exigimos se inicie un proceso de descolonización y libre determinación, (y) como primer paso al proceso de descolonización demandamos la salida inmediata del tribunal federal y del FBI (Negociado Federal de Investigaciones) del territorio puertorriqueño”, expusieron.

Consideran que estos reclamos se adelantan con la desobediencia activa, la acción directa y la resistencia en la calle, por lo que extendieron una invitación a todas y todos los puertorriqueños en el país y en la diáspora, además del resto de nacionalidades que conviven en la Isla, a organizarse, convocar asambleas para construir espacios de solidaridad comprometidos con la justicia social y la descolonización.

Además de plantearse la construcción de un Estado soberano “Laico, separado de las instituciones religiosas”, reclamaron la inmediata liberación del prisionero político Oscar López Rivera, quien lleva 35 años encarcelado, y de la otrora analista de seguridad Ana Belén Montes, condenada por brindar información a Cuba para que se protegiera de acciones por parte de Washington, “y el resto de presas y presos políticos de Estados Unidos”.

“Nuestra condición colonial limita las capacidades individuales y colectivas de autogobierno e impide el derecho a la autodeterminación, (lo que constituye) una violación a los derechos humanos y un atropello a la libertad, fuera y dentro del archipiélago puertorriqueño”, estableció el grupo en su declaración.

Más:


Más contenido de tu interés