null: nullpx
Pobreza

Arropa la pobreza a casi 400 mil niños y adolescentes puertorriqueños

El Instituto del Desarrollo de la Juventud, organización que se dedica a promover políticas públicas para erradicar la pobreza infantil y mejorar la vida y el desarrollo de la niñez y juventud, informó que en Puerto Rico hay unos 382,987 menores entre 0 y 17 años que viven en un ambiente de carencias.
17 Oct 2019 – 11:04 PM EDT

Seis de cada diez niños viven bajo el nivel de pobreza en Puerto Rico, lo que dramatiza la realidad que golpea a la población infantil puertorriqueña, según reveló hoy el Instituto del Desarrollo de la Juventud (IDJ), durante la observación del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Al develar el Perfil de los Niños y las Niñas en Pobreza, una infografía del IDJ enfocada en las condiciones en que se desarrolla la niñez en esta isla del Caribe, arroja que en los pasados años la carencia infantil se ha mantenido entre 56 y 58 por ciento.

“En momentos en que el país atraviesa una crisis de seguridad pública, es importante tomar en cuenta que una gran proporción de niños viven en comunidades que están desproporcionadamente impactadas por la violencia”, comentó Amanda Rivera, directora ejecutiva del IDJ.

Por tal razón, acotó, es relevante tener conversaciones más profundas sobre las condiciones en que vive esa niñez y juventud de Puerto Rico, y cómo el mero hecho de nacer en hogares y comunidades pobres limita las oportunidades que tienen para su movilidad económica y social.

Rivera consideró que todo tiende a indicar que el ciclo de la pobreza y la falta de oportunidades comienzan desde edad temprana, por lo que en términos de educación, el 49 por ciento de los menores en pobreza entre las edades de 3 y 4 años no están matriculados en las escuelas versus un 31 por ciento de los menores que están sobre el nivel de pobreza no matriculados.

Esto equivale a 21,474 menores en pobreza no matriculados, aún cuando los estudios demuestran la importancia de la educación preescolar en el desarrollo óptimo de la niñez, además de que un 17 por ciento entre las edades de 16 y 20 años –16,313 jóvenes pobres– ni están matriculados ni están trabajando.

Según el Perfil de los Niños y las Niñas en Pobreza, la mayoría vive en hogares donde el encargado no cuenta con un trabajo.

“El 76 por ciento, o 291 mil de los menores pobres, viven en hogares donde el jefe de familia está sin empleo; esto también indica que uno de cada cuatro menores vive en un hogar donde el jefe/jefa de familia trabaja, pero no gana lo suficiente para sacar a la familia de la pobreza”, señaló Rivera.

Esto supone la importancia de desarrollar políticas públicas que apoyen la empleabilidad y la movilidad económica de madres y padres jefes de familia, agregó.

La directora de investigación y política pública del IDJ, María Enchautegui, explicó que solamente el 25 por ciento de los niños y niñas pobres tiene un encargado con grado universitario, en comparación con 65 por ciento de los niños que no son pobres, demostrando el potencial de políticas públicas de desarrollo de capital humano para sacar a las familias de la pobreza.

Según el perfil, el 75 por ciento de los menores en pobreza viven en hogares que reciben el beneficio del PAN (Programa de Asistencia Nutricional), lo que equivale a 286,018 menores.

Este mismo dato indica además que existe una cuarta parte de los niños pobres que no cuentan con ayuda del PAN, lo cual sugiere que hay un grupo en precariedad económica que no recibe beneficios.

La definición de pobreza según el Censo de Estados Unidos varía de acuerdo al tamaño familiar, por lo que una familia de cuatro miembros, que incluye dos hijos, es pobre si cuenta con ingresos de 24,858 dólares o menos.

En Puerto Rico, la mediana de ingreso de las familias pobres con menores es de 9,400 dólares, en comparación con el grupo de menores que viven en familias sobre el nivel de pobreza con una mediana de ingreso anual de 47,600 dólares.

De acuerdo con los hallazgos revelados por el perfil, el 76 por ciento de los menores en pobreza vive en familias monoparentales, lo cual equivale a 291,710 niños y niñas bajo esta composición familiar.

El perfil también ilustra algunas de las condiciones del hogar con menores en pobreza.

Los niños y niñas que viven en pobreza son menos probables a tener una computadora en el hogar, menos probables a tener conexión de Internet y menos probables a tener un automóvil en su hogar que aquellos que no viven en pobreza.

El 85 por ciento de los menores en pobreza (325,902) tiene un vehículo en el hogar, en comparación con el 99 por ciento de los menores que viven en hogares sobre el nivel de pobreza; solo el 44 por ciento (167,010) tiene una computadora, laptop o notebook en el hogar, en comparación con el 79 por ciento de los menores en hogares sobre el nivel pobreza.

Asimismo, el 76 por ciento (287,323) tiene acceso a internet en sus hogares, en comparación con el 90 por ciento de los menores que viven en hogares sobre el nivel pobreza.

También te puede interesar


RELACIONADOS:PobrezaPuerto Rico

Más contenido de tu interés