null: nullpx
Suicidios

Alarmantes cifras de suicidios en Puerto Rico

En Puerto Rico, el suicidio es la tercera causa de muerte violenta y se ubica dentro de las principales 15 causas de muerte en la Isla.
16 Ago 2016 – 7:01 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico.- Con motivo del Mes de la Prevención del Suicidio, la Comisión para la Prevención del Suicidio (CPS) busca orientar y concienciar sobre la importancia de brindar apoyo y ser una mano amiga para quienes puedan pasar por una etapa de depresión o situaciones que lo lleven a considerar el suicidio.

Se estima que en Puerto Rico sobre 300 personas se suicidan anualmente por lo que la directora de la CPS, Alicia Menéndez, dijo que entre el 10 de agosto hasta el próximo 10 de septiembre, trabajan con un plan de concienciación para orientar y dejar saber a la ciudadanía sobre la importancia de estar alerta y prestar atención a las señales.

“El problema del suicidio es más común de lo que piensas. Cada 28 horas, en Puerto Rico, una persona se quita la vida. Alerta a las señales.”, instó Menéndez.

Para la experta, hay señales que se pueden ver cuando una persona puede estar considerando el suicidio en especial los adolescentes y sobre todo los envejecientes pueden ser los más vulnerables. En Puerto Rico 1 de cada 5 adolescentes está pensando en suicidarse mientras que la tasa de mortalidad por suicidio más elevada se registró en la población de 80-84, “una población que no da muchas señales. Son reservados y muy determinados”, sentenció la doctora.

Menéndez explicó que para las personas de la tercera edad, una de las formas más comunes de recurrir al suicidio es mediante el abandono de sus medicamentos lo que los lleva a poner su salud en riesgo.

"Cuando se superan los 70 años las personas pierden salud, recursos económicos y ven cómo familiares y amigos fallecen, a lo que hay que sumar que en algunos casos son abandonadas, lo que potencia el suicido", sostuvo Menéndez.

Sin embargo, en comparación con años anteriores se ha reflejado una reducción de cerca de 2 puntos, pero “no quita que haya que continuar trabajando en un problema que afecta gravemente a la sociedad puertorriqueña”, recalcó Menéndez.

Ante la tasa de suicidios en la isla, el Departamento de Salud ha sido enfático en recalcar que “el suicidio es el acto más violento que un ser humano pueda cometer, darse muerte a sí mismo. En Puerto Rico es un problema alarmante y la tercera causa de muerte violenta.”.
Bajo el lema “Alerta a las señales ¡Busca ayuda!” la CPS lleva a cabo una campaña masiva de prevención.

Por comportamiento suicida se entiende un proceso complejo y multideterminado que va desde las ideas sobre la muerte y el deseo de morir, incrementándose en gestos o amenazas contra uno mismo, hasta llegar a intentos de terminar con la vida propia. Finaliza con la muerte autoinducida. A pesar de las polémicas sobre la manera más adecuada de definir la conducta suicida, actualmente se utilizan términos atemperados a los resultados del acto suicida.


  • Idea suicida- Es un pensamiento presente en una persona de matarse o morir.
  • Amenaza suicida- Es la expresión verbal o escrita del deseo de matarse o morir.
  • Intento suicida- Todo acto destructivo, auto infligido, no fatal, realizado con la intención implícita o explícita de morir.
  • Muerte por suicidio- Todo acto destructivo, auto infligido, fatal, realizado con la intención implícita o explícita de morir.

En cuanto a qué es lo que empuja a las personas a quitarse la vida, Menéndez sostuvo que responde a un sentimiento de abandono total y de falta de afecto de los demás.
"El suicidio es una metáfora del abandono", indicó, tras resaltar que no solo afecta a quien decide terminar con su vida, sino que toda la familia del fallecido sufre profundamente la muerte. No obstante, este no es un problema exclusivo de la población adulta. Resulta preocupante que la cantidad de intentos suicidas en adolescentes, es dos veces más alta en Puerto Rico que en Estados Unidos y que el 20.1% de nuestros jóvenes, entre las edades de 10 a 19 años, están pensando seriamente suicidarse, según estudios realizados.

“La prevención del suicidio es responsabilidad de todos. En cualquier familia, comunidad, centro de trabajo o círculo de personas puede haber alguien que esté considerando suicidarse. Por eso, es imperativo estar alerta a las señales y preguntar sobre la ideación suicida, cuando sospechamos que alguien está en riesgo y buscar ayuda profesional de inmediato”, expresó Menéndez.

La Campaña enfatizará a estar alerta a las señales de riesgo suicida, en la necesidad de buscar ayuda profesional para poder tomar control sobre la vida, para que el suicidio no sea la alternativa en momentos de desesperación. Además, va a incluir mensajes educativos en los medios masivos de comunicación y en las redes sociales.

"Todas las agencias puertorriqueñas que reciben fondos del Estado Libre Asociado deben poner en marcha políticas para prevenir el suicidio", indicó la funcionaria, para quien es evidente que la prevención ha jugado un papel destacado en la reducción del número de personas que se quitan la vida en la isla.

La prevención incluye trabajo formativo entre funcionarios, en especial los que prestan sus servicios en hospitales y residencias de ancianos estatales.

Además, se trata, dijo, de un peligroso precedente, ya que se ha comprobado estadísticamente que en las familias en las que se registra un suicidio el drama vuelve a suceder en generaciones futuras.

Menéndez dijo que a nivel mundial el objetivo de la Organización Mundial de la Salud es que para 2020 los suicidios se reduzcan a 10 por cada 100.000 habitantes, una tasa que como dijo ya ha sido conseguida por Puerto Rico.

Las autoridades de la isla pretenden que, en cualquier caso, se reduzcan los suicidios para lo que se cuenta como herramienta con el Plan Nacional de Prevención de Suicidios que estableció la Ley de Prevención de Suicidios de 1999.

Más contenido de tu interés