null: nullpx
Muertes

Suspendida la búsqueda del cuerpo de Harry Hernández

El marino hispano es una de las víctimas del choque en el puente Tappan Zee, en Nueva York.
14 Mar 2016 – 1:16 PM EDT

El último mensaje que el hispano Harry Hernández compartió el pasado viernes en su página de Facebook, lee: “ Otro día que trabajo, cada día es una bendición”. Ocho horas y media después, las autoridades estiman que falleció, cuando el bote remolcador “Specialist”, en el que laboraba junto a otros dos tripulantes, chocó contra una plataforma en el puente Tappan Zee y se hundió 40 pies en el río Hudson en Nueva York.

El sábado, durante el operativo de rescate, los buzos de la policía recuperaron el cuerpo de Paul Amon, de 62 años; ayer lograron sacar el de Timothy Conklin, de 29 años. Sin embargo, el cuerpo de Harry Hernández, no ha podido ser hallado. Y, como las condiciones del clima han empeorado, las autoridades suspendieron la búsqueda.

De acuerdo con expresiones del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, los buzos enfrentaron dificultades porque la visibilidad en la zona donde quedó “Specialist” -a 40 pies de profundidad- es casi nula. Ayer, en conferencia de prensa en Tarrytown, aseguró que “el remolcador quedó muy dañado, complicando una búsqueda en el interior. Los buzos han estado trabajando con el tacto, pues la visibilidad en la zona no es de más de seis pulgadas”.

Oficiales de la policía y la Guardia Costera sí se mantienen hoy lunes vigilando el área, pendientes a cualquier señal que les permita recuperar los restos del marino Hernández, de quien se supo estaba divorciado y, aunque vivió durante mucho tiempo en el condado de Brooklyn, hacía poco se había mudado a Staten Island.

Mientras tanto, las autoridades enfatizaron que aún investigan las causas del accidente fatal, el segundo que se reporta en la zona en casi tres años.

El “Specialist” venía de Albany a Nueva Jersey junto a otros dos remolcadores, transportando una grúa gigante. De acuerdo con versiones que le dieron al gobernador Cuomo, el sábado en la madrugada la tripulación advirtió por radio transmisores que estaban muy cerca de la plataforma de construcción en el puente Tappan Zee y tenían que moverse hacia la izquierda.

Intentaron evitar el choque, pero no les fue posible y en solo minutos se hundieron.

Hoy, la empresa dueña del remolcador, Specialist LLC, estudia con expertos cómo sacarán la embarcación a tierra firme, mientras que una compañía privada trabaja en el río Hudson, limpiando el combustible derramado a causa del accidente.

Más contenido de tu interés