null: nullpx
Selección México

Poblanos y oaxaqueños se disputan el mejor mole en Nueva York

La Feria de los Moles celebró la riqueza gastronómica de México
16 May 2016 – 8:37 PM EDT

MANHATTAN, Nueva York.- Los poblanos y los oaxaqueños se disputaron el título del mejor sazón en la Feria de los Moles, que se realizó el domingo en la ciudad de New Rochelle, en el condado de Westchester.

Jorge Fierro, organizador, comentó que en el evento participaron cinco familias de Queens, Brooklyn, Yonkers y Poughkeepsie con una variedad de moles hechos con ingredientes y recetas tradicionales.

César García, de 37 años, compitió con el mole poblano que distribuye desde 2007 en su pequeño negocio Tuzantlan Deli & Grocery, en Yonkers.

“El mole poblano es un plato tradicional que se ha guisado por generaciones en la familia de mi esposa y estamos muy orgullosos de preservar la receta en Estados Unidos”, dijo el comerciante, quien emigró de Puebla en 2002.

El evento fue organizado por Grupo Miztli y la Unión de Poblanos en el Exterior. Es la primera Feria de los Moles que se hace en Nueva York, pero en Los Ángeles es una tradición. La fiesta se celebra desde hace ocho años y presenta una veintena de platillos.


Batalla de moles en Nueva York

Loading
Cargando galería


“Queremos que Nueva York conozca el mole en todas sus variedades, pero también la historia y la tradición que hay detrás de cada receta”, dijo Fierro, presidente de Grupo Miztli. “Existe un extenso menú de moles en México. En esta fiesta sólo se presentan algunos de los más conocidos, como el el mole negro, blanco, rojo y poblano”.

El público que degustó los platos decretó el mole más exquisito, aunque en gustos y variedades no hay ganadores.

“Me gusta más el mole poblano, porque yo soy de Puebla y es algo que está en mis venas, pero el oaxaqueño también es delicioso”, dijo Jacinto Zambrano, quien viajó desde Queens para probar el delicioso plato.

“Creo que Oaxaca tiene el gane por su variedad de moles. Desde el banco hasta el negro, todos son riquísimos”, dijo Nereida Aguilar, inmigrante oaxaqueña.

Pero no se requiere ser oaxaqueño o poblano para apreciar el sabor dulzón o picante de los moles. El ecuatoriano Francisco Sanango, de El Bronx, dijo que “todos son una joya de la cocina latinoamericana”.

“Los ganadores somos los que hemos comido mole. La gastronomía mexicana está llena de sabor y de cultura. Estoy encantando”.

Los organizadores esperan que el próximo año, la Feria de los Moles se realice en la Ciudad de Nueva York.

Lea también:


Más contenido de tu interés