null: nullpx
Tiroteos

NYPD refuerza la seguridad en todos sus precintos luego del tiroteo en Dallas

El ataque a balazos contra 11 policías en Dallas, que provocó la muerte de cinco de ellos, genera alerta.
8 Jul 2016 – 12:36 PM EDT

NUEVA JERSEY. – Al amanecer del viernes, todos los miembros del Departamento de la Policía de la Ciudad de Nueva York recibieron un memorando interno en el cual se les instruyó a tomar medidas extremas de seguridad en todos los precintos, tras el ataque a balazos contra 11 oficiales la noche del jueves en Dallas, que causó la muerte de cinco de ellos.

“Todos los miembros del NYPD en servicio tienen que permanecer alertas en todo momento -sobre todo al estar uniformados- y especialmente cuando la gente se les acerque. Tienen que estar pendientes a cualquier comportamiento sospechoso y observar lo que esté pasando a su alrededor, estén o no trabajando”, lee parte de la comunicación oficial.

En el mismo documento se especifica que cada precinto policíaco de la Ciudad de Nueva York está fuertemente custodiado y que oficiales de la ley y el orden atenderán a las afueras de esas instalaciones a los ciudadanos que se acerquen, antes de permitirles la entrada.

El incremento en la seguridad se ordenó a pocas horas de que preliminarmente se informara este viernes que dos francotiradores, uno de ellos identificado como Micah Xavier Johnson, de 25 años, escogieron atacar a “policías blancos” durante una manifestación ciudadana que se llevó a cabo la noche del jueves en Dallas, en contra del abuso policíaco. Condenaban los ciudadanos las dos muertes de ciudadanos afroamericanos a manos de policías blancos, ocurridas el martes y el miércoles en Luisiana y Minesota.

Grabados a través de teléfonos celulares ambos incidentes, en los cuales perdieron la vida Alton Sterling y Philando Castile, a nivel internacional se desató una ola de indignación por la forma en que policías dispararon de muerte a estos dos hombres. Sería el coraje que ambos casos despertaron la excusa ofrecida por uno de los francotiradores para tomar venganza en Dallas contra agentes en nada vinculados con los responsables de estos casos.


Mientras esa tragedia se reportaba en el estado de Texas, en la Ciudad de Nueva York los oficiales procesaban a decenas de arrestados en una manifestación contra el abuso policíaco que se extendió por más ocho horas.

Vea también:


Más contenido de tu interés