null: nullpx
Asesinatos

Niña abandonada por su papá en Manhattan es la principal testigo del asesinato de su mamá

Sin embargo, las autoridades en Stamford, Connecticut, no interrogarán a la menor hasta medir el impacto emocional de la situación. Mientras tanto, continúa la búsqueda de su padre, Elmer Gómez Ruano, desaparecido desde el lunes.
17 Nov 2016 – 1:16 PM EST

NUEVA YORK. - Hasta que Elmer Gómez Ruano no aparezca, la policía sólo tiene a su hija de cinco años como principal testigo del asesinato de Dionisia Bautista Cano, ocurrido el pasado lunes en un apartamento en Glenbrook, en la ciudad de Stamford, Connecticut.

Gómez Ruano, guatemalteco de 32 años, dejó a su pequeña hija el lunes en el terminal de autobuses de Manhattan, donde le pidió que lo esperara mientras él llevaba a su esposa y madre de la menor a un hospital.

Eso fue lo que contó la niña a las autoridades de la ciudad de Nueva York que acudieron a su rescate, luego de que ciudadanos preocupados por verla sola en el terminal llamaran por auxilio. La pequeña dijo a oficiales de la policía de la ciudad de Nueva York (NYPD) que estaba molesta porque su papá la había dejado esperando sola por mucho tiempo.

Otros detalles que en español ofreció la pequeña a la policía y el teléfono celular que tenía consigo, permitieron contactar a la policía de Stamford, quienes al movilizarse al hogar de esta familia, un apartamento en el tercer piso del complejo residencial Courtland Glen Cooperative, hallaron el cuerpo sin vida de la guatemalteca Dionisia Bautista Cano, de 24 años y madre no sólo de esta niña sino también de un varón de tres años que hace unos meses había dejado bajo la tutela de su abuela en Guatemala.

Los dos menores son hijos de Gómez Ruano, quien hasta su desaparición el lunes trabajaba como lavaplatos en Connecticut. Información preliminar de la policía indica que el domingo, esta familia recibió a algunos amigos en su nuevo apartamento y celebró su reconciliación. Dionisia Bautista Cano residía anteriormente en el 150 de Flemmington Arms, en Nueva Jersey pero al reconciliarse con el que fue su esposo desde el 2008, se trasladó con su hija a Stamford, donde murió sin siquiera abrir las cajas de la mudanza.

La policía busca a Elmer Gómez Ruano como persona de interés en este crimen, pero han enfatizado que el hombre no está acusado de asesinato. Sí enfrentaría cargos por abandono de menores en la ciudad de Nueva York.

Desde Guatemala, Arcadia Cano Carrillo, la madre de la víctima fatal, expresó a Univision Nueva York que se enteró de la muerte porque alguien en Jalapa le avisó a otra de sus hijas.

Dijo Cano Carrillo que su nuero, Gómez Ruano, “no vivía feliz con ella, porque mucho la maltrataba, pero, a pesar de todo eso, mi hija andaba detrás de él siempre”.

La mujer rogó que se le ayudara para que el cuerpo de Dionisia Bautista Cano fuese enviado de vuelta a casa, para “ver a mi hija por última vez”.


Precisamente este miércoles el cónsul de Guatemala en Nueva York, Pablo García Saénz, aseguró que ya tienen a una funeraria lista, para que tan pronto las autoridades lo permitan, ellos encargarse de la repatriación del cuerpo.

El funcionario informó además que la menor recibió la visita de sus tíos y “mostró mucha alegría… Dijo que se sentía contenta de verlos”.


Es prioridad la salud emocional de la niña

Por su parte, el teniente Tom Barcello, de la policía de Stamford, dijo que aunque han pensado interrogar a la menor, no darán ningún paso hasta medir el impacto que tendría en su salud emocional.

“Perdió a su mamá y todavía no lo sabe. Y no sé si (por su corta edad) ella puede comprender que el concepto de permanencia, que su mamá no regresará… Estamos muy preocupados por la salud mental y física de la pequeña. Ya sufrió un trauma y queremos limitar el impacto que pudiera tener cualquier acción”, adelantó Barcello al Stamford Advocate.

Si Elmer Gómez Ruano se presenta ante las autoridades, su hija no tendría que atravesar ningún interrogatorio pues la policía podría hacerle las preguntas de rigor directamente.

El hombre ha sido descrito como de 5’8” (1.72 metros), 140 libras (63 kilos) y pelo negro ondulado. Si usted lo ve, por favor, llame al 203-977-4421. Y si en el momento no recuerda este número, marque el 911 y solicite que le comuniquen con el departamento de policía más cercano.

Vea también:


Más contenido de tu interés