null: nullpx
Educación

Más cámaras para vigilar a conductores imprudentes en NYC

Piden más cámaras de velocidad en escuelas públicas de NYC.
11 Mar 2016 – 6:17 PM EST

En la Ciudad de Nueva York no puede morir un solo estudiante más por culpa de un conductor agresivo y violento. Por eso, organizaciones comunitarias y padres de familia exigieron a una voz el aumento de las llamadas ‘speed cameras’ en las zonas escolares.

Estas cámaras monitorean la velocidad de los autos y facilitan la intervención de las autoridades con los conductores imprudentes.
Actualmente hay 140 cámaras de velocidad en la Ciudad, que emiten multas de $50 a quienes manejan a más de 10 millas por hora en zona escolar. Sin embargo, éstas sólo operan 60 horas a la semana. La meta de los padres y organizaciones comunitarias es conseguir la instalación de las cámaras en las 2,000 escuelas públicas.

Jovita Vergara-Sosa, madre y miembro de Make Space for Quality Schools in Sunset Park, dijo que la campaña es fundamental para garantizar la seguridad de los estudiantes.

"Nuestra campaña en el vecindario ha encontrado que la sobrepoblación severa de nuestras escuelas públicas está empujando a los niños menores de 10 años a viajar largas distancias solos”, dijo Vergara-Sosa. “La instalación de cámaras alrededor de nuestras escuelas ayudaría a reducir la velocidad y agresividad de aquéllos que manejan sin cautela”.

De acuerdo con resultados oficiales, el exceso de velocidad se redujo 60% en las zonas escolares con cámaras. Se destaca además que esta tecnología ayudó a emitir un millón de multas.



El estado de Nueva York aprobó el programa piloto de 20 cámaras de velocidad en 2013, pero el año pasado la Asamblea y el Senado votaron a favor de extenderlo a 140 cámaras.

Este año, son las organizaciones Alternativas de Transporte (Transportation Alternatives) y Familias por Calles Seguras (Families for Safe Streets) las que impulsan la iniciativa #EverySchool, a través de la cual reclaman mayor presencia de esta tecnología y que además se extienda su horario de operación a 24 horas.
Según explicaron, el 50% de los accidentes fatales ocurrieron de 6:00 p.m. a 7:00 a.m., cuando los dispositivos no están encendidos.
Ambos grupos se mantienen al día con las cifras pues están integrados por neoyorquinos heridos o que han perdido a sus seres queridos en accidentes de tránsito.

“Desafortunadamente, ser impactado por un vehículo a exceso de velocidad sigue siendo la causa principal de lesiones y muertes de niños en la ciudad de Nueva York y eso es un gran problema”, dijo en conferencia de prensa Paul Steely White, director ejecutivo de Alternativas de Transporte.

Insistió en que las cámaras de velocidad son la solución para salvar las vidas de los niños y actualmente, no hay ni un dispositivo de éstos en los alrededores del 93% de las escuelas del NYC.

Más contenido de tu interés