null: nullpx
Tragedias

Madre pide "que Dios perdone" al chofer que mató en un accidente a su niña en Nueva Jersey

La guatemalteca Carmen Guillermina Cahuec no puede dejar de pensar en el accidente que sufrió el miércoles cuando cruzaba una calle junto a su pequeña Elizabeth.
30 Jul 2016 – 9:01 PM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. – Es incierto saber de dónde sacará fuerzas la guatemalteca Carmen Guillermina Cahuec para enterrar este fin de semana a su pequeña Elizabeth, de tres años, y quien no sobrevivió al accidente que ambas sufrieron el miércoles al cruzar una calle en Plainfield, Nueva Jersey.

Cahuec, quien necesita ayuda para caminar por los golpes que recibió, no habla de eso. Su dolor más grande, contó, es no tener a su lado a la más pequeña de sus cuatro hijos. El recuerdo de cómo la vio por última vez, no desaloja su mente, según confesó.

Desde su hogar, Cahuec contó que el miércoles llevaba a sus hijos a un parque cercano. El mayor, Derick, de 13 años, estaba detrás de ella y los otros dos, un niño de 8 años y una niña de 6, al frente. Ella empujaba el coche en el cual iba sentada Elizabeth.

Recordó que los primeros dos niños cruzaron bien la intersección entre la calle 2 y la avenida Park. “Ellos lograron cruzar, pero yo no lo logré”. Sintió un golpe. Y escuchó a sus hijos gritando “mami no, mami no”.

Al reincorporarse, “vi mi mano, que no estaba el coche. Me arrastré, me arrastré, hasta llegar a ella (Elizabeth). Cuando yo le toqué la mano, ella no tenía, no le sentí pulso. La cabeza estaba llena de sangre, la boca, la nariz”, dijo ahogada en llanto.

“Quisiera olvidar eso pero no puedo, cierro mis ojos y lo veo el cuerpo en el piso”, admitió.

Siempre a su lado, su esposo Marco Tulio López, expresó que el dolor de esta tragedia se siente como si le hubiesen quitado “un pedazo a uno del corazón, pero los niños hay que entender que son prestados”.

Ninguno de los dos identificó al conductor que las atropelló y que permaneció en la escena. Cahuec sólo expresó: “Sólo le pido que Dios le perdone, que Dios tenga misericordia de él”.

Hasta el momento, la policía de Plainfield se mantiene investigando y por eso no ha revelado los datos del conductor y cuál sería, si alguna, la multa que le impondrían.

Mientras tanto, la familia Tulio Cahuec se dispone a darle el último adiós a Elizabeth.

Este fin de semana estarán en la funeraria Brown, localizada en el 122 de la avenida Plainfield, en Plainfield, Nueva Jersey. Quienes sientan el deseo de ir y acompañarlos en este dolor, están bienvenidos.

Para más detalles, pueden comunicarse con la funeraria, al 800-286-4241.

Vea también:


Más contenido de tu interés