null: nullpx
Crisis en Venezuela

"Los bonos del hambre": cómo el dinero de un banco de EEUU le da oxígeno al gobierno de Maduro

El banco de inversión Goldman Sachs confirmó la compra de unos 2,800 millones de dólares en bonos de la estatal Petróleos de Venezuela, brindando liquidez al gobierno del presidente Nicolás Maduro. El líder del Parlamento puso en duda el pago de esos papeles, mientras que la diáspora venezolana protestó frente a la sede de la institución bancaria en la ciudad de Nueva York.
30 May 2017 – 4:42 PM EDT

NUEVA YORK - La compra de unos 2,800 millones de dólares en bonos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) por parte del banco de inversión estadounidense Goldman Sachs ha generado rechazo dentro y fuera del país.

Esto porque la oposición asegura que la transacción brinda liquidez al gobierno del presidente Nicolás Maduro en medio de la aguda crisis económica y de las cruentas protestas que han dejado decenas de muertos en las últimas semanas.

El líder del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, puso en duda este martes el pago de los bonos, que fueron adquiridos por Goldman Sachs a través de un intermediario. Al mismo tiempo, un grupo de venezolanos se apostó frente a la sede de la institución bancaria en Manhattan al grito de "los bonos del hambre, no los pagaremos".

El banco, por su parte, defendió la operación argumentando que la hizo anticipando una mejoría en la situación en un país donde hace años escasean hasta los productos más básicos como la harina y el arroz. Cuando se consiguen, muchos venezolanos deben hacer largas filas y destinar buena parte de su salario a ello.

"Reconocemos que la situación es compleja y en evolución y que Venezuela está en crisis. Estamos de acuerdo en que la vida allí tiene que mejorar, e hicimos la inversión en parte porque creemos que así será", dijo Goldman Sachs en un comunicado.


En fotos: Arrecia la violencia y represión en Venezuela durante las protestas

Loading
Cargando galería

"Alivio financiero al dictador"


En Caracas, el Parlamento de mayoría opositora aprobó un acuerdo para pedir al Congreso de Estados Unidos que investigue la operación financiera bajo la cual asegura fue proporcionado un alivio al gobierno de Maduro, a quien catalogan como un "dictador".

"Quiero solicitar al Congreso de los Estados Unidos que abra una investigación al banco Goldman Sachs y a los intermediarios que hayan participado de esa operación y determine según las leyes de ese país la responsabilidad penal y administrativa que pueden tener", dijo el diputado Ángel Alvarado.

La transacción contempló bonos emitidos en 2014 y fue hecha a través de un broker en el mercado secundario. Se trata de los títulos conocidos como PDVSA 2022, que desde 2014 habían permanecido en la cartera de inversión del Banco Central, según la agencia Reuters.

Asimismo, los papeles fueron comprados por el banco con un fuerte descuento del 69 por ciento sobre el valor nominal de los bonos, reportó el diario The Wall Street Journal.

La operación se da en medio de una ola de protestas en contra de Maduro, que ha dejado más de 60 muertos en las últimas semanas. En medio de la crisis en el país, un grupo de la diáspora venezolana catalogó la transacción como "inmoral" frente a la oficina principal de banco en Nueva York.

"Vinimos a expresarnos contra la inmoralidad de esta transacción, que es lesiva de los intereses del pueblo venezolano y del pueblo que está siendo reprimido", dijo a Univision Noticias Eduardo Lugo, cofundador de la organización SOS Venezuela NY que protestó frente a Goldman Sachs.

El gobierno de Maduro, por su parte, ha saludado la compra de bonos asegurando que evidencia la confianza que tienen los mercados en los activos del país con las reservas de petróleo más grandes del mundo.

Ve también:

En fotos: las mujeres en primera línea de fuego en las protestas de Venezuela

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés