null: nullpx
Policía

Libre el policía que atropelló de muerte a un joven e hirió a otros tres en Brooklyn

El suspendido oficial Nicholas Batka pagó la fianza de 300,000 dólares que le fue impuesta el domingo en la madrugada y tendrá que regresar al tribunal el 21 de julio.
18 Jul 2016 – 8:45 PM EDT

NUEVA JERSEY. – Nicholas Batka, oficial del NYPD que la madrugada del sábado atropelló a cuatro peatones en Brooklyn, pagó el domingo la fianza de 300,000 dólares que le impuso la jueza Sharon Hudson y el próximo 21 de julio tendrá que regresar al tribunal para declararse culpable o no de los ocho cargos que se le imputan por este accidente; entre ellos el homicidio involuntario del joven estudiante Andrew Esquivel.

Batka, de 28 años, trabajaba como oficial de tránsito en Manhattan, pero quedó suspendido de empleo y sueldo tras el accidente del sábado, a las 3:00 de la mañana. La jueza Hudson también ordenó que se le cancele el permiso de conducir.

El informe oficial de la policía, resume que el sábado, el agente manejaba por la calle 8th, dobló a la derecha para entrar a la avenida Bedford en Brooklyn, donde perdió el control de su camioneta gris Dodge Durango -del 2012- y se estrelló contra un grupo de peatones que acababa de salir de la estación del tren L.

Entre esos peatones estaba el universitario Andrew Esquivel, de 21 años, y quien quedó pillado entre los balaustres de un edificio y la camioneta. Técnicos de Emergencias Médicas y los bomberos utilizaron sierras para rescatarlo y trasladarlo de inmediato al hospital Bellevue, donde fue declarado muerto.

Se dio a conocer además que Divya Menezes, de 23 años, tuvo que ser operada por los serios daños que sufrió en sus piernas y permanece en condición crítica en el hospital Bellevue. Los otros dos heridos fueron identificados como Sophia Tabachoun y James Balchaunas, de 23 y 24 años respectivamente. Sobre el estado de salud de ambos no se ha ofrecido información públicamente.

El oficial Nicholas Batka, por su parte, recibió atención médica en el centro Weill Cornell antes de ser llevado ante la jueza Hudson. Además de la acusación de homicidio no premeditado, enfrenta tres cargos de asalto, otro por manejar en estado de embriaguez y otro por conducir sobre una acera.

Aunque en la escena Batka no quiso someterse a la prueba de detección de alcohol, en el hospital sí le hicieron pruebas de sangre. El resultado saldría a relucir durante su proceso judicial.

Más contenido de tu interés