Inmigración

Hondureña y su hijo demandan por "trato inhumano" en centros de detención del ICE

Suny Rodríguez Alvarado y su hijo Angelo alegan que durante los cuatro meses en que estuvieron detenidos tuvieron que dormir en el suelo, bajo temperaturas extremadamente frías y sin acceso a los medicamentos contra el asma que sufría el niño de nueve años.
19 Ago 2016 – 6:36 PM EDT

NUEVA YORK - La hondureña Suny Rodríguez Alvarado presentó en Nueva Jersey una demanda que, según la clínica de asistencia legal de la Universidad Yale, es la primera que exige una compensación económica al gobierno federal de Estados Unidos por el trato inhumano recibido un centro de detención de inmigrantes.

Rodríguez, de 40 años, sometió su reclamo y el de su hijo Angelo, de nueve años, citando la ley federal de Agravio. Ante la justicia denunciaron el sufrimiento extremo al que fueron expuestos mientras se les detuvo en tres centros familiares del Servicio de Inmigración y control de Aduanas (ICE) en Texas.

Junto a su compañero José Rafael Sánchez y su hijo, Suny Rodríguez llegó a Estados Unidos en enero de 2015. Huyeron de la violencia en su país natal, Honduras, donde enfrentaban amenazas luego de que la mujer exigiera investigar quién había asesinado a su mamá y a su padrastro. Tras sufrir varios enfrentamientos con la policía de su país -porque ella acusó a oficiales del doble asesinato- la situación empeoró. La pareja denunció su situación a organizaciones humanitarias, pero al ver su vida y la de su hijo en peligro, empredieron camino a terreno seguro.

Al llegar a Texas, la familia fue detenida por agentes migratorios y separada. Suny Rodríguez y su hijo estuvieron durante cuatro meses confinados en tres centros para inmigrantes indocumentados que ella describió en su demanda como "hieleras" por las bajas temperaturas a las que fueron expuestos.

Sánchez, por su parte, fue llevado a otro centro de reclusión para varones, donde estuvo recluido durante ocho meses.

De acuerdo con la demanda presentada en el tribunal federal de Newark, Nueva Jersey, oficiales del Departamento de Seguridad Nacional, el Servicio de Inmigración y control de Aduanas y trabajadores bajo contrato con estas agencias, no actuaron de acuerdo a lo que dispone la ley, que ampara a los inmigrantes que se ven forzados a huir de su país cuando sus vidas están en riesgo por situaciones de extrema violencia.

Por motivos que serán discutidos en el tribunal, esta familia no fue liberada y, según Rodríguez, sufrieron maltrato incluso sicológico durante el tiempo que estuvieron retenidos. La hondureña alegó que tuvo que dormir en el suelo junto a su hijo y que oficiales interrumpían el descanso a cualquier hora y con linternas le iluminaban el rostro pidiéndole que firmara una hoja de deportación voluntaria.

Rodríguez estipuló en su reclamo legal que el trato inhumano incluyó la falta de medicamentos para controlar el asma de su hijo, agravada por las bajas temperaturas. El menor se afectó emocionalmente también pues estaban en una habitación, de una sola ventana, junto a otras personas detenidas.

A través de la clínica de asistencia legal de la Universidad Yale, Rodríguez y su hijo obtuvieron representación apropiada durante su comparencia ante un juez de inmigración. Tras presentar evidencias de su situación tanto la mujer como su hijo recibieron el permiso para quedarse en libertad en Estados Unidos. El menor recibió asilo, aunque ella no pues había sido deportada en 2006.

LEA la demanda hundiendo aquí

Cuatro meses más tarde, José Rafael Sánchez también consiguió el permiso para vivir y trabajar en Estados Unidos.

Ahora, Suny Rodríguez y su hijo demandan con el fin de evitar que a otros inmigrantes en igualdad de condiciones se les trate de forma inhumana, según explicó Aaron Korthuis, uno de sus representantes legales y miembro de la "Worker and Immigrant Rights Advocacy Clinic", en la Universidad Yale.

En su demanda no se especifica una cantidad de dinero, sino que, en caso de que el gobierno pierda, un juez establecerá el monto de la compensación.

Más contenido de tu interés