Inmigración

Ecuatorianos incrementarán su lucha si EEUU no les concede el TPS

Aunque el embajador aguarda una respuesta positiva, los líderes de la zona triestatal se mantienen en alerta por si urge un cambio de estrategia.
20 Jun 2016 – 5:46 PM EDT

WASHINGTON.- Los ecuatorianos que residen en el área triestatal de Nueva York están listos para aumentar su lucha y recurrir a otras estrategias en caso de que Estados Unidos decline concederles el Estatus de Protección Temporal (TPS).

“Entendemos que las probabilidades no son las más altas en términos políticos; sin embargo, el pueblo ecuatoriano no dará un paso atrás en esta lucha, que ya cuenta con el apoyo de una treintena de legisladores”, dijo Jorge Torres, defensor de los jornaleros y líder de la campaña por el TPS en la Ciudad de Nueva York.

Unos 500 ecuatorianos procedentes del área triestatal de Nueva York y del estado de Florida, se congregaron el lunes frente al Capitolio, en Washington, para pedir a la administración del presidente Barack Obama que conceda el TPS.

“No hubo sesión legislativa, por eso no contamos con la presencia de los congresistas”, explicó Torres, uno de los organizadores de la caravana de 14 autobuses, que partieron al amanecer desde diversos puntos de Nueva York rumbo a la capital federal para exigir la aprobación del beneficio migratorio.

CONFIADO EL EMBAJADOR

Francisco Borja, embajador de Ecuador en Washington, pidió a sus connacionales no desistir en la lucha por lograr el TPS, que se estima beneficiaría a unos 200,000 de ellos, sin documentos, en Estados Unidos.

“La cancillería está abogando ante las autoridades estadounidenses y esperamos que el TPS sea otorgado”, dijo el diplomático. “El gobierno de Ecuador tendrá que decidir la estrategia a seguir en caso de que Estados Unidos decida no autorizarlo, pero confiamos en que responderá positivamente", soltó.

Adelantó que funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana visitarán esta semana Washington para continuar el diálogo con el Departamento de Estado.

Hasta el momento, la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) ha dicho que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) está evaluando el impacto del sismo ocurrido el 16 de abril para determinar si se justifica la designación discrecional del TPS.

“Tienen que darnos el alivio, es urgente tenerlo. No podemos viajar a nuestro país a ver a nuestra familia, es una gran desesperación”, dijo Susana García, de 66 años y residente de El Bronx. “Mi familia vive en Manabí y sufrió mucho, y yo no puedo hacer nada desde aquí”.

El sismo del 16 de abril dejó un total de 663 muertos, 73,000 desplazados y unas 250,000 personas con necesidades de servicios. Entre los afectados está la familia de Roky Chávez, que vive en Manta.

“Soy un residente legal y puedo viajar, pero estoy aquí por aquellos que no pueden visitar sus familias que lo perdieron todo”, dijo Chávez, quien acudió al evento desde Queens. “Tenemos una gran necesidad, necesitamos urgentemente esta ayuda”.

Lea también:


Más contenido de tu interés