null: nullpx
Asaltos y Robos

Desarticulan red que robó millones de dólares en equipos electrónicos a minoristas

El fiscal general de Nueva York anunció este miércoles la formulación de cargos contra presuntos miembros de una red organizada que robó sobre 12 millones de dólares en equipos electrónicos en Nueva York y otros 27 estados, y que luego revendió la mercancía en eBay y Amazon.
15 Mar 2017 – 3:28 PM EDT

NUEVA YORK. - La fiscalía general de Nueva York presentó cargos contra presuntos miembros de una red organizada que robó sobre 12 millones de dólares en equipos electrónicos y en cartuchos de tienda, para luego revender la mercancía en Internet.

"Este es un ejemplo increíble de lo que pasa en el sector de los comercios al por menor en Nueva York y por todo Estados Unidos", dijo el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, en una rueda de prensa en la que indicó que este tipo de robos cuesta 30,000 millones de dólares anuales a la industria.

La acusación de 41 cargos, desclasificada este miércoles en la Corte Suprema de Nueva York, acusó a 12 individuos de corrupción empresarial, lavado de dinero, posesión criminal de bienes robados y conspiración. Los acusados se enfrentan entre 8 a 25 años de cárcel.


La investigación entre la Fiscalía General de Nueva York y el Departamento de la Policía Estatal denominada "Sticky fingers" (Dedos pegajosos) llevó al descubrimiento del grupo que operaba en Nueva York y otros 27 estados. Schneiderman precisó que los acusados se dedicaron a robar artículos electrónicos y cartuchos de tinta de las cadenas Staples, Office Depot y BestBuy, para luego venderlos a través de Amazon o eBay.


"El grupo de ladrones podía llegar a robar productos por valor de 45,000 dólares en una sola acción", dijo Schneiderman.

Las autoridades incautaron a los acusados más de 53,000 artículos electrónicos en las residencias del cabecilla de la empresa criminal, Richard Rimbaugh, del gerente del equipo de robo George Athanasatos, y de varios presuntos miembros de la red.

De acuerdo con el fiscal, "el robo de artículos de venta al por menor está cada vez más organizado". Este grupo, por ejemplo, operaba con precisión militar y contaba con un registro de acciones y gastos similar a los de una corporación.

"No se trata de simples hurtos, esto es un crimen organizado", dijo Schneiderman, que añadió que las víctimas finales de este tipo de delitos acaba siendo el consumidor, que paga precios más elevados por los productos cuando las compañías tratan de recuperar las pérdidas.

El fiscal general advirtió que las pérdidas de los comercios por este tipo de acciones se ha incrementado en un 54% en 2016 y que a la larga, aparte de los minoristas, los afectados son los consumidores "cuando los costos se pasan en forma de precios más altos".

Vea también:

En fotos: Así nacieron y echaron raíces las pandillas centroamericanas en Estados Unidos

Loading
Cargando galería



Más contenido de tu interés