null: nullpx
Inmigración

¿Debería Nueva York defender en corte a todos los indocumentados?

El alcalde Bill de Blasio se opone a que la ciudad brinde representación legal libre de costo a inmigrantes que han sido condenados de ciertos crímenes, mientras la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark Viverito, apoya la asistencia legal para todos los indocumentados.
5 Jun 2017 – 7:18 PM EDT

NUEVA YORK. - Un desacuerdo respecto a los fondos que se canalizarán para la representación legal de indocumentados que enfrentan deportación ha complicado las negociaciones sobre el presupuesto de más de 85 mil millones de dólares que el Concejo Municipal de la ciudad de Nueva York aprobó este martes para el próximo año fiscal.

De Blasio se opone a que la ciudad pague por abogados de inmigración para quienes han sido condenados de ciertos crímenes. Por otro lado, la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark Viverito, apoya la representación legal a todos los indocumentados, independientemente si cometieron crímenes serios o no.

En el presupuesto de 85.2 mil millones de dólares, De Blasio separó 16 millones de dólares que se destinarían a servicios legales para inmigrantes indocumentados que enfrentan la deportación pero solo para aquellos que no hayan sido condenados de determinados crímenes en los pasados cinco años.

Esos crímenes son los que la ciudad ha enumerado en una lista de 170 ofensas "graves" que considera antes de entregar un acusado a oficiales de inmigración. Algunos de los delitos en esa lista son agresión de pandilla, abuso sexual, homicidio, robo y posesión de un arma de fuego.

El Concejo Municipal busca separar 10 millones de dólares más para el New York Immigrant Family Unity Project (NYIFU, por sus siglas en inglés), una coalición de defensores públicos que provee servicios de representación legal a inmigrantes detenidos y que ha sido objeto de estudio a nivel nacional. Se trata de un modelo que comenzó en 2013, y que desde entonces ha sido subvencionado por el Concejo Municipal de la ciudad.

Al presente, este programa no hace distinciones sobre qué inmigrantes detenidos pueden tener acceso a ese abogado y al momento ha brindado asistencia legal a alrededor de 2,500 personas, según organizadores del NYIFU consultados por HuffPost.


"Coincidimos en que la ciudad de Nueva York debe ayudar a indocumentados que enfrentan la deportación. [...] La mayoría de esos casos involucran a personas que no han cometido un crimen o que cometieron un delito menor. Diferimos en ese pequeño número de personas que cada año que han sido condenados de una de las 170 ofensas en nuestra lista", explicó De Blasio.

La semana pasada, 27 de los 51 concejales de la ciudad enviaron una carta al alcalde para que la ciudad provea asistencia legal sin restricciones. "Seguimos creyendo que el New York Family Unity Project debe continuar hacia adelante y por eso estamos poniendo dinero para preservarlo como ha sido hasta ahora", dijo la presidenta del Concejo Municipal, Mark Viverito.


"Ahora mismo hay un ataque al proyecto, quieren básicamente separar a los inmigrantes buenos de los malos, a los que merecen o no merecen representación", indicó la abogada Jennifer Williams del Legal Aid Society, uno de los proveedores en esta coalición de representación legal universal, a la que también pertenecen los grupos Bronx Defenders y Brooklyn Defenders.

Haciendo alusión a Nueva York como ciudad santuario, en una conferencia de hispanos que se efectuó el viernes en el Hunter College, Williams señaló, "hasta donde tengo entendido, la ciudad no le da la espalda al proceso legal debido, a la protección igualitaria y a los immigrantes no importa su estatus migratorio o historial criminal".

El viernes en la noche, De Blasio mencionó lo que su oficina había dicho anteriormente: que los contribuyentes no deberían pagar por abogados de inmigración a aquellos condenados de los delitos que la ciudad contempla en su lista.

En el anuncio del acuerdo presupuestario, el director de la Oficina de Administración y Presupuesto, Dean Fuleihan, indicó que mientras los 16 millones se habían contemplado en el presupuesto ejecutivo, el Concejo Municipal presentó la porción adicional para aumentar los fondos de su programa.

Pero esa partida que el Concejo separó para dicho proyecto de defensa universal debe ser aprobada por el alcalde. Freddi Goldstein, portavoz de la alcaldía, precisó a Univision Noticias que si bien los 10 millones que propone el Concejo se encuentran en el presupuesto acordado, "cómo se gasta al fin y al cabo se determinará en el proceso de contratación que el alcalde controla".

Sin embargo, el martes 6 de junio, el Concejo agregó una cláusula que señala que la contratación de estos servicios "se basará únicamente en los ingresos".

Así las cosas, la representación legal a los inmigrantes indocumentados, condenados o no por un delito mayor, no queda resuelta a la luz de este acuerdo preliminar del presupuesto. Faltan todavía más detalles que se irán despejando cuando el presupuesto se apruebe y entre en efecto el 1 de julio.


Ve también:


Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:InmigraciónDineroPolíticaLocal

Más contenido de tu interés