Inmigración

Nueva York invierte en un fondo de servicios legales para inmigrantes a través del estado

El recién aprobado presupuesto de Nueva York otorga 10 millones de dólares que se dividirán entre organizaciones que brindan asesoría legal a inmigrantes. Esta asignación es parte del Liberty Defense Project, una alianza público-privada de defensa legal para esta comunidad que impulsó la administración de Andrew Cuomo.
10 Abr 2017 – 7:00 PM EDT

NUEVA YORK. - Como parte del nuevo presupuesto del estado de Nueva York que aprobaron las dos cámaras, se reservaron 10 millones de dólares para organizaciones que ofrecen servicios legales a la comunidad inmigrante.

La asignación es parte del Liberty Defense Project, el fondo de defensa legal para los inmigrantes que lanzó la administración del gobernador Andrew Cuomo para que "cada inmigrante cuente con la protección de representación legal, incluso si no la pueden pagar".

El lanzamiento de este programa fue con dinero privado pero estos 10 millones de dólares provienen del presupuesto estatal, aclaró a Univision Noticias Frank Sobrino, portavoz del gobernador.

La Conferencia Democrática Independiente (IDC, por sus siglas en inglés) del senado estatal de Nueva York -que agrupa a senadores como Marisol Alcántara y José Peralta- impulsó la inversión desde el presupuesto estatal que beneficiará a un puñado de organizaciones como la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes del Norte de Manhattan (NMCIR, por sus siglas en inglés).

Estos fondos, de acuerdo con IDC, se destinarán a defensa en casos de deportación y para servicios que adelanten los derechos de la comunidad inmigrante como solicitudes de tarjeta verde y asistencia de empleo.

Angela Fernández, directora de NMCIR, le dijo a Univision Noticias que la inversión muestra un compromiso de IDC, el gobernador Cuomo y otros oficiales del estado con los inmigrantes.

"Un fondo como este ayuda a organizaciones como la nuestra a ampliar los servicios, a escoger más abogados y a trabajar con la parte educativa de orientar a la comunidad sobre sus derechos, entre ellos, cómo protegerse contra los actos ilegales que está cometiendo ICE", opinó Fernández.

Fernández apunta que más que antes, esta comunidad necesita de "abogados que sepan lo que están haciendo" tanto para solicitar ciudadanía como para enfrentar casos de detenciones o deportación. De acuerdo con ella, han habido inmigrantes deportados que pudieron ahorrarse esa situación si hubiesen contado con un abogado a su lado.

"Aunque estamos contentos con la inversión histórica de 10 millones de dólares que hizo el IDC para servicios críticos migratorios, todavía quedan sin abordar ciertas brechas en servicios legales y los jóvenes indocumentados han sido excluidos de la beca Excelsior", dijo, por su parte, el director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York, Steve Choi.

El desglose de esta asignación presupuestaria supone 4 millones de dólares para el Instituto Vera de Justicia, 2 millones de dólares a la Federación Hispana y un millón de dólares para la Coalición de Inmigración de Nueva York, el Empire Justice Center, el NMCIR y Caridades Católicas.

El Liberty Defense Project supone la unión del estado, dos organizaciones filantrópicas (la Carnegie Corporation of New York y la Ford Foundation) y una coalición estatal -de 182 organizaciones de activismo así como entidades legales como firmas privadas y escuelas de leyes en universidades- para ofrecer servicios pro bono a inmigrantes. Tal esfuerzo se coordina a través de la Oficina de Nuevos Estadounidenses del estado.

El Departamento de Estado comenzó a implementar esta semana el Liberty Defense Project con entrenamientos y eventos para preparar a los abogados pro bono respecto al trabajo que estarán haciendo con los inmigrantes.

Para mayor información, llame a la Oficina de Nuevos Estadounidenses al 800-566-7636 o acceda aquí.

Vea también:





RELACIONADOS:InmigraciónNueva YorkLocal

Más contenido de tu interés