null: nullpx
Perros

Con heridas abiertas y sujetos por cadenas de barcos: así encontraron a siete pit bulls en una casa en Long Island

Cuatro de los animalitos han sido adoptados. Dizzy (en la foto) está esperando por alguien que quiera darle un hogar. Mientras tanto, el dueño, Jessie Jones, de 64 años, se enfrenta a la prisión y no podrá tener mascotas por una década.
3 Oct 2019 – 02:30 PM EDT

Un peleador de perros de Westbury, en el condado de Nassau, fue sentenciado este jueves a seis meses de cárcel y a 10 años de prohibición de poseer animales después de que siete perros raza pit bull fueran encontrados con mordeduras y heridas punzantes en todo el cuerpo.

Jessie Jones, de 64 años, se declaró culpable de pelear animales y de torturar a los animales, así como de no proporcionarles el sustento adecuado.

Después de recibir la información de que en casa de Jones se estaban llevando a cabo peleas de perros, los detectives del condado de Nassau visitaron la vivienda. La investigación reveló a dos pit bulls en el patio trasero, con heridas abiertas y en carne viva en todo el cuerpo. Los perros tenían pesadas cadenas de barcos industriales alrededor de sus cuellos.

Además, hallaron otros cinco pit bulls, entre ellos dos cachorros, sujetos también con el mismo tipo de cadena y con mordeduras viejas y frescas, y heridas punzantes en la cara, el cuerpo y las patas.

En la casa también había parafernalia para peleas de perros, incluyendo una cinta de correr con huellas de patas, un palo de freno, un palo de resorte y antibióticos para tratar las heridas de los perros.

"Las peleas de perros son un enfermizo deporte sangriento que causa horribles dolores y lesiones a animales inocentes, y supone una carga increíble para los refugios de animales locales, los grupos de rescate y los contribuyentes", dijo la fiscal del distrito Madeline Singas.

Por su parte, la abogada principal de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA) Legal Advocacy, apuntó: "A pesar de ser un delito grave en los 50 estados, las peleas de perros siguen siendo una actividad clandestina muy popular y, lamentablemente, son más frecuentes de lo que mucha gente cree".

Después de un análisis de comportamiento y forense por parte de ASPCA, se adoptaron cuatro de los pit bulls.

Uno de ellos, nombrado Dizzy (en la foto), de un año y medio de edad, sigue esperando por un hogar.

Si estás interesado en adoptarlo, o si conoces a alguien que lo esté, por favor envíe un correo electrónico a dizzyforadoption@gmail.com


Rescatan a 21 perros, incluidos siete cachorros, víctimas de crueldad animal

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PerrosAnimalesCrímenesPolicía

Más contenido de tu interés