null: nullpx
Trabajo

Cientos durmieron en la calle soñando con “ganarse la lotería” como plomeros en Queens

El lunes, el sindicato de plomeros UA Local 1 entregó 1,000 solicitudes de entrada a su programa de entrenamiento, una oportunidad que ofrece cada dos años y que para muchos representa un futuro próspero.
18 Jul 2016 – 6:51 PM EDT

QUEENS, Nueva York.- Ansioso, porque no quería perder la oportunidad de recibir entrenamiento en plomería y formar parte del sindicato UA Local 1 Plumbers, Raúl Bonilla, de 21 años, esperó desde el sábado en la noche en la calle por un formulario que recibiría el lunes y que describió como la puerta a su futuro.

El sindicato entregó el lunes 1,000 solicitudes para su curso de formación y certificación como aprendiz de plomero, impartido en su Centro de Entrenamiento, en el vecindario de Sunnyside, Queens. De todos, sólo 300 candidatos serán elegidos para formar parte del programa de cinco años.

“Muchos han llegado desde el viernes en la noche, porque el sindicato es muy estricto en el número de solicitudes. Una vez entregadas las 1,000, la gente que queda fuera tiene que irse a casa con las manos vacías” y esperar dos años a que vuelva a surgir esta oportunidad, comentó Bonilla, de ascendencia ecuatoriana.

Y aunque ser el primero en la fila no significa que se obtuvo un espacio, cientos de hombres y mujeres durmieron en el área con el sueño de asegurar su futuro con un buen empleo.

Según UA Local 1 Plumbers, sus más de 6,000 miembros trabajan principalmente en proyectos de construcción, con un salario inicial cercano a los $14 la hora, pero puede llegar hasta $67 la hora si terminan los cinco años del programa y obtienen el estatus de plomero certificado. Un trabajador con experiencia puede ganar hasta $200,000 al año.



“Los beneficios son increíbles. A mi edad ya estoy pensando en el plan de retiro”, expresó Bonilla. “El salario se incrementa con el tiempo, en verdad quiero ser parte de esto”.

Según estadísticas del Departamento de Trabajo, la industria de la plomería emplea a 27,550 personas en el estado de Nueva York y el ingreso promedio anual es de $72,480, aunque en lugares como Long Island el ingreso promedio anual es de $87,940. La paga es similar a la que recibe un maestro de educación pública en la ciudad de Nueva York, donde el salario promedio fluctúa entre $51,650 y $81,346 dependiendo de su experiencia y grados académicos.

Por eso, el sacrificio de dormir en la calle. “Dormir aquí por tres días y conseguir el formulario es sólo el inicio. Son muy pocos los privilegiados”, dijo Carlos Cruz, un mexicoamericano de 23 años. “Es como ganarse la lotería”.



Los 1,000 afortunados que el lunes consiguieron el formulario deberán entregar los documentos requeridos entre el 26 de agosto y el primero de septiembre, además de que serán entrevistados como parte del proceso de clasificación.

Luego deberán aprobar un examen de aptitudes del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York denominado TABE, que evalúa las habilidades en matemáticas de los graduados de secundaria, además de la comprensión de lectura.

Una sección de esa prueba consta de 40 preguntas que deberán ser respondidas en 25 minutos, una odisea para muchos. “Nada fácil”, expresó Matthew Pérez, de 26 años. “Pero el salario es muy, muy bueno. Por eso la fila no termina”.

Lee también:


Más contenido de tu interés