null: nullpx
Muertes

Alegan negligencia en muertes de dos ancianos hispanos en NYC

Uno de los casos se reportó en diciembre pasado en El Bronx y el otro fue el pasado lunes, en el condado de Brooklyn
30 Mar 2016 – 10:05 AM EDT

Olegario Pabón y Patricia Serrano estarían vivos si los edificios en que vivían hubiesen estado en condiciones óptimas. Es lo que alegan vecinos y familiares de ambos ancianos hispanos, fallecidos en distintas circunstancias en dos condados de la Ciudad de Nueva York.

En el caso de Olegario Pabón, quien falleció a los 84 años el pasado 24 de diciembre, ayer se publicó un informe con los resultados de la investigación que se realizó tras su trágica muerte. Y al parecer, esta sí pudo haberse evitado, pues 90 minutos antes de que ocurriera, un residente del Boston Road Plaza, en El Bronx, había advertido a la Autoridad de Vivienda Pública (NYCHA, por sus siglas en inglés) que el elevador del edificio estaba fallando.

En vez de prohibir el acceso -como se suponía, en lo que lo arreglaban y descartaban algún peligro- la Autoridad de Vivienda Pública no hizo nada. Así fue que cuando don Olegario intentó subir al elevador, este se desplazó de imprevisto y le pilló una mano y una pierna, antes de hacerlo caer con fuerza. El hombre luchó por vivir, pero sus heridas fueron tan graves que al tercer día de su hospitalización, murió.

La pesquisa sobre el accidente reveló que el sistema de frenos del elevador no estaba funcionando correctamente.

El Departamento de Investigación sometió 14 recomendaciones a la Autoridad de Vivienda Pública y se informó además que se impondrán sanciones por el mal manejo del caso.


En el caso de Patricia Serrano, de 68 años, su familia espera que el resultado de la autopsia confirme lo que ellos sospechan: La mujer perdió la vida a causa del fuego que consumió el apartamento en que residía y no debido a alguna enfermedad.

Fue el pasado lunes, a las 10:30 de la noche cuando un incendio devoró el apartamento, donde hacía semanas se había denunciado que un tomacorriente estaba dañado y echando chispas.

Aunque los Bomberos de la Ciudad fueron a revisar el lugar, la recomendación fue que los dueños del edificio tenían que arreglar la conexión eléctrica, algo que se hizo el mismo lunes, como a las 8:00 de la noche. Sin embargo, dos horas más tarde, se inició el fuego en el apartamento del primer piso del 232 de la avenida Metropolitan, en Brooklyn. Además de doña Patricia Serrano, un perrito también perdió la vida.

Durante el incendio fue más que evidente que las alarmas de incendio del edificio no estaban trabajando. María Vargas Pión estuvo en el lugar y en el siguiente video nos ofrece más información:


Más contenido de tu interés