Abuso Policíaco

A dos años de la muerte de Eric Garner, la comunidad camina en su memoria

El segundo aniversario de la muerte del afroestadounidense que murió a manos de la policía en Staten Island motivó este sábado a líderes y a miembros de la comunidad a proclamar un pedido de justicia.
17 Jul 2016 – 8:57 PM EDT

BROOKLYN, Nueva York. - A los que ya no están hay que recordarlos, entre flores, entre anécdotas, entre fotos o quizás entre caminatas como la que se hizo este sábado en nombre de Eric Garner. Para la familia del afroestadounidense que murió hace dos años a manos de la policía en un incidente que quedó documentado y que se volvió símbolo de las luchas por la igualdad racial, ese recuerdo busca justicia.

"No puedo respirar, no puedo respirar", dijo Garner 11 veces, y ese grito es parte de las frases que se han vuelto emblemas del movimiento Black Lives Matter.

El segundo aniversario de su muerte se conmemoró este sábado en Brooklyn desde las 12:30 p.m., con una marcha que partió de la iglesia House of the Lord en la Avenida Atlantic y que concluyó en el Prospect Park donde más tarde se llevó a cabo un encuentro musical en el LeFrak Center del parque.

Uno de los que respondió a la convocatoria fue el reverendo Al Sharpton quien manifestó el espíritu serio que tienen caminatas como esta.

“No son conmemoraciones, como si estuviéramos recordando un cumpleaños. Es un llamado a la justicia, porque después de dos años nadie ha sido declarado culpable”, expuso Sharpton desde la sede de la Red de Acción Nacional en Brooklyn, en compañía de la viuda y una de las hijas de Eric Garner, Esaw y Emerald, respectivamente.

Sharpton manifestó su desasosiego por la muerte de Garner que como dijo fue asfixiado hasta morir.

"Sin justicia no hay paz" se escucha con fuerza en las calles de Nueva York

Loading
Cargando galería

"Dos años después -para aquellos que se preguntan por qué seguimos marchando- un hombre que vendía CD’s frente a un negocio en Baton Rouge muere por los disparos que le hizo un policía en un incidente grabado en video. La misma situación", indicó el reverendo refiriéndose a Alton Sterling, muerto a manos de la policía el 5 de julio en Baton Rouge, Louisiana, a cuyo funeral asistió este viernes.

Sharpton fue contundente: "No nos pinten como antipolicías; no somos antipolicías, estamos contra lo que se hace mal. Está mal que la gente pierda sus vidas, básicamente haciendo cosas o negocios para sustentar a su familia”.

Las críticas del reverendo aluden a la tensión racial que ha imperado en Estados Unidos tras los asesinatos la semana pasada de los afroestadounidenses Sterling en Louisiana y de Philando Castile en Minnesota a manos de la policía y la matanza de cinco agentes policíacos en Dallas.


El comisionado del Departamento de la Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), William “Bill” Bratton, dijo este viernes que la investigación del Departamento de Asuntos Internos del NYPD sobre el incidente que llevó a la muerte de Garner no ha concluido.

Tal proceso determinará si el oficial Daniel Pantaleo, señalado por realizarle la “llave de estragulamiento” a Garner, perderá o no su trabajo.

“Algunas veces toma tiempo en lo que la justicia alcanza su determinación final”, indicó Bratton. Desde 2014, Pantaleo fue despojado de su arma y placa y se le reasignó a labores administrativas.

En 2015, la ciudad de Nueva York le pagó $5.9 millones a la familia de Eric Garner, en un arreglo judicial para transar la demanda por muerte injusta que habían sometido.

La madre de Garner, Gwen Carr, quiere construir un parque en su honor frente al lugar donde lo mataron, para que el nombre de su hijo sobreviva.

En una conferencia de prensa este miércoles para defender que el acta Right to Know -que busca mayor transparencia en las intervenciones de la policía con la comunidad- se convierta en ley, Carr había anticipado que la marcha de este sábado es parte de sus esfuerzos para sanar.

"Estoy tratando de convertir mi dolor en algo positivo", reflexionaba el miércoles en las escalinatas de la alcaldía de Nueva York.

UN ENCUENTRO QUE RESTAURÓ LAS FUERZAS

Durante la porción de la tarde de la marcha de este sábado por Garner, la música tomó el escenario del LeFrak Center en el Prospect Park y el dolor de su familia fue poco a poco apaciguándose con distintos actos de R&B.

"Me siento feliz, me encantó la gente que vino a estar con nosotros, me encantó la energía. Todos somos la gente y necesitamos unirnos, y todo estará bien. Así era Eric", le dijo la hermana de Garner, Ellisha Flagg, a Univision Nueva York, aludiendo al ambiente alegre que imperaba en el parque entre platos de comida y el ánimo solidario de las cerca de 150 personas que quedaban en ese punto.

Un fuerte aguacero cuando eran casi las 4:00 de la tarde provocó una sensación de libertad entre varios, como la hermana de Garner, mientras bailaban cerca de la tarima con sus brazos arriba. Era como una catarsis.

Entre los asistentes estaba Queen Brown, madre de Eviton Brown, un joven de 24 años asesinado en 2006 en el condado de Miami-Dade, en Florida.

Así como Gwen Carr llevaba una camiseta con el rostro de su hijo, Eric Garner, Brown lucía una con el rostro de su hijo.

"Debemos mantener vivas nuestras historias y tenemos que asegurarnos que todos sepan que las vidas de todos importan. Por eso estoy aquí, para hacer un cambio, para apoyar a Gwen Carr y el resto de las madres que han perdido sus hijos", dijo.

El aguacero continuó y llevó a su fin el evento al filo de las 4:10 de la tarde.

Este domingo, cuando se cumplen los dos años de la muerte de Garner, la familia invita a una marcha que sale desde el Barclays Center en Brooklyn hasta unas iglesias y el cementerio que alberga la tumba de Garner en Nueva Jersey.

Lea también:


Más contenido de tu interés