publicidad
Cientos se reunieron en el Grand Army Plaza en nombre de la paz tras la violencia de la semana pasada. Allí los asistentes escucharon a líderes de distintas denominaciones religiosas que pronunciaron mensajes por la paz y la solidaridad.

Una vela en Brooklyn: la vigilia por las víctimas y en contra del abuso policíaco

Una vela en Brooklyn: la vigilia por las víctimas y en contra del abuso policíaco

La oficina del condado de Brooklyn y su diócesis católica convocaron una velada de oración y reflexiones en Grand Army Plaza para unir a la comunidad y a la policía ante la violencia que ha estremecido a Estados Unidos.

Cientos se reunieron en el Grand Army Plaza en nombre de la paz tras la...
Cientos se reunieron en el Grand Army Plaza en nombre de la paz tras la violencia de la semana pasada. Allí los asistentes escucharon a líderes de distintas denominaciones religiosas que pronunciaron mensajes por la paz y la solidaridad.

BROOKLYN. – Hay algo en la luz. Será la esperanza por algo que quiere estar encendido o la fe en aquello que está más allá del alcance.

Las muertes la semana pasada de los afroestadounidenses Alton Sterling en Louisiana y de Philando Castile en Minnesota a manos de oficiales policíacos tienen largas secuelas.

Sus muertes, que quedaron documentadas en video, han producido desde indignación y dolor hasta protestas en Nueva York o, particularmente, la que el jueves tomó las calles en Dallas donde Micah Xavier Johnson abrió fuego y mató a cinco policías.

Se intuía desde hace un tiempo pero la semana pasada se confirmó: Estados Unidos vive momentos de tensión racial.

Ese es el escenario por el que la oficina del condado de Brooklyn y la diócesis católica de Brooklyn convocaron este lunes una vigilia con velas en el Grand Army Plaza “en honor a todas las víctimas recientes de la violencia que hemos experimentado como nación”.

Al filo de las 7:30 p.m., cientos se reunieron en la plaza de la entrada principal del Prospect Park. Distintos oficiales entrevistados estimaron que el número de asistentes sobrepasó los 250 y que podía ascender a los 600.

“Hoy es un tiempo de solidaridad de estar juntos para que el país no siga separándose”, expuso el pastor Gilford Monrose en un aparte con Univision Noticias.

Según Monrose, la vigilia tenía otro mensaje clave: tratar de remendar la relación entre la comunidad y la policía.

publicidad

A medida que los minutos pasaban y la vigilia tomaba fuerza, más personas llegaban. Unos en bicicleta, unos con sus velas blancas en espera de encenderse, otros con pancartas de Black Lives Matter.

“Cuando hay momentos de crisis en nuestro país, y este es un momento de crisis, surgen oportunidades para estar juntos y mostrar nuestra solidaridad”, aseveró el obispo de Brooklyn, Nicholas DiMarzio, ante la presencia de líderes de diferentes religiones, miembros del Departamento de la Policía de Nueva York (NYPD) y líderes comunitarios.

Es cierto que las soluciones a todos los problemas no se tienen, agregó el obispo, pero “queremos ser una sola persona, un solo país unido. Las diferencias deben ser sobrepasadas por la unidad”.

Los asistentes respondían con aseveraciones entre ellos, con aplausos, con gestos de sosiego en medio de la desesperanza que se ha instalado entre quienes consideran que el trato desigual a las minorías y la discriminación racial son problemas clave.

Los religiosos y los oficiales públicos que se dirigieron a ellos parecieron tranquilizar a muchos de los allí presentes.

"Debemos enviar un mensaje claro de que el camino del odio, de lastimar a inocentes no importa que lleven un uniforme azul o un blue jean, no es aceptado o tolerado en EEUU", manifestó el presidente del condado de Brooklyn Eric L. Adams.

Ya al finalizar la vigilia y con su vela apagada, una mujer de largos pendientes lucía triste.

publicidad

“No había otro lugar en el que pudiera estar esta noche. Tenía que rendir mis respetos. Son tiempos muy emocionales y se me hace difícil hablar”, expresó la residente de Brooklyn, Natalie Lezama. Lo dijo, y una lágrima salió.

La vigilia, que concluyó cerca de las 8:15 p.m., se llevó a cabo en Brooklyn donde -en otro hecho que se agrega al panorama noticioso policíaco- el oficial Wayne Isaacs disparó de muerte el pasado el 4 de julio a Delrawn Small (alias “Smalls” Dempsey).

Este lunes trascendió que el NYPD le retiró el arma y su placa al agente mientras se completa la investigación de dicho incidente.

Asimismo, antes que la vigilia comenzara, se registró un tiroteo con policías involucrados en Gravesend, en el condado de Brooklyn, según fuentes noticiosas y el NYPD.

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad