Deportaciones

Preocupación por 4 propuestas de ley “anti-Inmigrantes” en Carolina del Norte

Cooperación con ICE, prohibición de identificaciones comunitarias, E-Verify, entre otros requerimientos que complican el escenario para indocumentados en el estado.
15 Mar 2019 – 6:34 PM EDT

CAROLINA DEL NORTE, Raleigh.-Preocupación entre la comunidad indocumentada causan cuatro propuestas de ley que se encuentran actualmente en la Legislatura de Carolina del Norte y que son consideradas por algunos activistas como anti-inmigrantes.

Se trata de la HB 135, HB 63, HB 244 y la HB 370, esta última, un proyecto que requiere la colaboración entre los alguaciles de Carolina del Norte y la Agencia de Inmigración y Aduanas, (ICE).

La HB 370 otorgaría un derecho de acción privado contra la jurisdicción local al Departamento de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos, para mantener a prisioneros dentro de las cárceles locales con fines de revisión del estatus legal y en caso aplicable, su deportación.
Lo anterior, significa que aunque el alguacil de un condado haya determinado finiquitar su cooperación con ICE porque así lo permite la ley, bajo esta nueva propuesta, la cooperación tendría que llevarse a cabo.

HB 370 Y LOS INMIGRANTES INDOCUMENTADOS

Las implicaciones que esta propuesta de ley tendría si es que es aprobada, se resume a que la persona que fuera detenida por la policía local o del alguacil en el estado, y que incurriera en un delito menor que ameritara traslado a una cárcel, podría ser sujeto a revisión de su estatus migratorio por parte de ICE, quien tendría la potestad de deportar al individuo o mantenerlo por tiempo indefinido dentro de la prisión en tanto verifica su situación migratoria, es decir, el sospechoso sería acreedor a los cargos por la ofensa criminal que haya cometido y adicionalmente los cargos por violación de las leyes de inmigración.

Los principales patrocinadores de esta propuesta de ley son los representantes Larry d. Hall, Walter b. Jones, Jason Saine, y Chris Smith.

El proyecto de ley fue introducido el jueves 14 de marzo en la Cámara de Representantes de Carolina del Norte y su primera lectura se llevará a cabo este Lunes 18 de marzo.

HB 135 , UNA PROPUESTA DE LEY QUE DE SER APROBADA, PROHIBIRÍA EL USO DE IDENTIFICACIONES COMUNITARIAS O FAITH ACTION ID.

Además de prohibir el uso de identificaciones comunitarias, esta propuesta de ley propone penalizar a los gobiernos locales que no cumplan con leyes de inmigración, prohibir a las universidades públicas del estado ser santuarios para evitar la deportación de inmigrantes indocumentados y obligaría a la firma de un acuerdo entre ICE y el Departamento de Seguridad Pública para que se opere bajo el programa 287g.

Esta propuesta recopila extractos de proyectos presentados por otros representantes pero que no han pasado y han sido rechazados en las sesiones legislativas pasadas. La HB 135 es impulsada por los representantes republicanos George Cleveland, Michele Presnell , Michael Speciale y Mark Brody. De aprobarse, la ley entraría en efecto el primero de julio.

La particularidad de esta propuesta, es que ahora solicita al empleador quese inscriba al E-Verify a partir de 5 empleados, cuando anteriormente se le solicitara una cantidad de 25 empleados.

El programa federal E-Verify operado por el Departamento de Seguridad Nacional y otras agencias federales de los Estados Unidos, verifica la autorización de trabajo de empleados recién contratados conforme a la ley federal.

Los patrocinadores principales de esta propuesta son George Cleveland, Debra Conrad, Larry D. Hall y Michael Speciale.

La HB 244es una propuesta de ley que requiere a todos los contratistas y subcontratistas que hagan negocios con el estado o cualquier subdivisión política estatal usen el E-Verify.

Los patrocinadores principales de esta propuesta son nuevamente George Cleveland, Debra Conrad, Larry D. Hall y Cody Henson. De ser aprobada, esta propuesta entraría en vigor el 1 de octubre de 2019.

PREOCUPACIÓN POR “PROPUESTAS ANTI-INMIGRANTES”

Para María Luisa González, una residente de la ciudad de High-Point, el impacto de estos proyectos de ley son negativos y anti-inmigrantes. “Estos proyectos harán aún más difícil nuestro diario vivir, ya de por sí, es difícil. Estos (proyectos) aumentarán el miedo, el estrés y la ansiedad que ya de por sí, mi pueblo está experimentando”.

González comparte con los miembros del Consejo de Asuntos Hispanos-Latinos del Gobernador Roy Cooper que la comunidad indocumentada en el estado “experimentan malos tratos y abusos en las áreas laborales” mismos que aumentarían si estos proyectos se convierten en leyes y junto a otros activistas solicita que el mensaje sea entregado al gobernador de Carolina del Norte.


Más contenido de tu interés