null: nullpx
Ejército

Pide justicia: Exsoldado y sobreviviente de abuso sexual comparte el clamor de la familia de Vanessa Guillén

Erin Scanlon sirvió como capitana durante cinco años en la base militar de Fort Bragg, en Carolina del Norte. La exsoldado confesó que fue agredida sexualmente en 2016 en manos de un soldado activo. Desde su rol civil, ella busca luchar para que otros militares no sufran su mismo destino.
2 Jul 2020 – 02:23 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Carolina del Norte, Fayetteville.- La desaparición de la soldado Vanessa Guillén en la base militar de Fort Hood, en Texas, ha resurgido la demanda de cambios para combatir los casos de acoso sexual dentro del Ejército.

La familia de la hispana de 21 años, vista por última vez en abril, pidió este miércoles una investigación en el Congreso sobre la desaparición de la soldado, y el acoso que aseguran ella sufrió de uno de sus superiores en Fort Hood.

En Carolina del Norte, la exsoldado Erin Scanlon se unió al clamor de justicia de la familia Guillén.

Scanlon, quien sirvió como capitana en la base militar de Fort Bragg durante cinco años, dijo que fue agredida sexualmente en 2016 en manos de un soldado activo. Aunque la veterana informó a sus superiores sobre lo ocurrido, ella dijo que a raíz de esto, tuvo que soportar múltiples desafíos.

"Mi comportamiento estaba en duda, mi carácter como persona y como oficial del Ejército estaban en cuestión, y no debería ser así", dijo Scanlon a nuestro socio editorial ABC 11.

En 2018, un jurado absolvió al soldado acusado, y de acuerdo con Scanlon, varios testigos no pudieron testificar. "Nunca tuve una oportunidad", agregó.

Más de 6,200 informes de agresión sexual en 2019, según el DOD

De acuerdo al Departamento de Defensa (DOD), hubo 6,236 informes de agresión sexual presentados por miembros del servicio en 2019, un aumento del 3% en comparación con 2018, según compartió ABC 11.

El clamor de justicia de la capitana aún sigue vigente, es por ello que ahora une esfuerzos con la abogada Natalie Khawam, quien también representa a la familia Guillén, para impulsar un cambio legislativo que permitiría a una entidad separada del Ejército, supervisar los informes e investigaciones de conducta sexual inapropiada.

"Nuestros miembros del servicio se ofrecieron como voluntarios para proteger nuestras libertades, y ahora tenemos que protegerlas de nuevo", dijo Scanlon a ABC11.

La exmilitar busca luchar para que otros soldados no sufran su mismo destino. En el condado de Cumberland, Scanlon ayuda a combatir la crisis de violación, ayudando a otros miembros militares activos o veteranos que padecen los mismos problemas.

"Siento que, una vez que pueda cambiar el sistema para nuestros futuros miembros del servicio, esa es mi justicia", concluyó la exmiembro del Ejército.


También le puede interesar:

Loading
Cargando galería
Cargando Video...
Identifican al soldado hispano que perdió la vida durante un atentado en Afganistán
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés