Desapariciones

Sale del hospital padre de niña desaparecida junto a su madre

Gustavo Castaño es el principal sospechoso de la desaparición desde hace más de 15 días de Liliana Moreno, de 43 años, y su hija Daniela, de nueve.
17 Jun 2016 – 1:50 PM EDT

MIAMI, Florida - El padre de la niña de Doral desaparecida junto a su madre fue dado de alta del hospital este jueves, a casi dos semanas de haber intentado suicidarse con un cuchillo, informó el Miami Herald.

Gustavo Castaño es el principal sospechoso de la desaparición desde hace más de 15 días de Liliana Moreno, de 43 años, y su hija Daniela, de nueve.

Mientras las autoridades buscaban a Moreno y su hija en un área cercana a un Home Depot de Hialeah Gardens, Castaño intentó quitarse la vida infligiéndose cortaduras en su cuello mientras se encontraba en el interior de su camioneta.

En un enfrentamiento para evitar que Moreno se suicidara, la policía disparó con una pistola taser dándole en su rostro. Según su abogado, Michael Grieco, esto ocasionó que Moreno perdiera el ojo.


Desde que Liliana y su hija desaparecieran el 30 de mayo, la policía de las ciudades de Doral, Medley, el condado Miami Dade y el FBI han realizado una búsqueda intensa en varias localidades, que incluyen un lago cercano al Dolphin Mall, un almacén donde Castaño trabajaba y un canal que corre a lo largo de la Okeechobee Road.

El Miami Herald informó que una declaración jurada de la detective Michelle Mullen, de la oficina de homicidios de la Policía de Miami Dade, reveló que los investigadores consideraron tener causa probable para creer que dentro del vehículo en el que Castaño intentó suicidarse había evidencia de homicidio por lo que solicitaron una orden de registro el 3 de junio, misma fecha en que el sospechoso atentó contra sí mismo.

Esa orden de registro permitía hacer un examen forense a diferentes artículos en el interior del vehículo, tales como armas de fuego, munición, cajas de municiones, cuchillos, ropa, huellas dactilares, pruebas serológicas y biológicas para el ADN, registros o documentos que demuestren ocupación o propiedad, celulares, facturas de celulares, contrabando o cualquier otro artículo de valor probatorio.

En su declaración, Mullen detalló la versión de los hechos según Castaño. De acuerdo al sospechoso, este afirmó haber estado en la casa de Moreno el lunes, 30 de mayo a eso de las 11:00 am. De allí salieron en el auto de Castaño hasta el Home Depot que está en Hialeah Gardens, carca del Turnpike.

Moreno dijo que mientras manejaba, él y Moreno sostuvieron una fuerte discusión y esta lo rasguñó en el brazo derecho. Luego, ella le dijo que quería salir del vehículo y él dejó a Moreno y a su hija a un lado de la carretera.

De acuerdo con el relato, después de dejarlas en la calle, Moreno se dirigió a la bodega donde trabajaba en Medley y estuvo allí poco tiempo. Luego regresó a donde había dejado a su hija y la mamá, pero no las encontró.

Un día después de reportada la desapareción de Moreno y Daniela, el sospechoso llamó a la hermana de la mujer a Colombia preguntando por el paradero de Liliana y la niña, algo que encontraron inusual pues este nunca llamaba a los familiares de la mujer en Colombia, detalló el artículo del Miami Herald.

Por otra parte, la policía tiene evidencia que ubica a Castaño cerca de la bodega donde trabajaba al mismo tiempo que la cámara de seguridad del almacén Discount Prints fue robada. El dueño, Raymon Jackson, le dijo a la policía que Castaño fue a la tienda e indagó en el sistema de vigilancia y que inspeccionó la grabadora de las cámaras.

También trascendió que dentro del contenedor de basura que fue confiscado por las autoridades en los almacenes de Medley se encontraron papeles asociados con Liliana Moreno

Vea también:

RELACIONADOS:DesaparicionesSuicidiosFloridaLocal

Más contenido de tu interés