null: nullpx
Huracán Dorian

“Regresé con el corazón arrugado”: Maria Fernanda López cuenta lo que vivió al reportar el impacto del huracán Dorian en Bahamas

La periodista de Noticias 23 estuvo en la ciudad de Freeport, horas después del paso del ciclón por la isla. “Encontré mucho desespero, angustia, incertidumbre, tristeza y devastación”, dijo la reportera.
16 Sep 2019 – 11:20 AM EDT

Maria Fernanda López viajó a bordo de un crucero a Bahamas, junto a rescatistas, médicos y voluntarios, quienes iban a auxiliar a los damnificados del huracán Dorian. Además, la misión llevaba suministros y donaciones para las víctimas de la tormenta.

“No hubo mucho tiempo para planear nuestra cobertura, en el barco nos dijeron que podríamos recorrer la isla junto con el grupo de doctores que iba a los hospitales y que nos llevarían a la zona de la devastación”, recordó María Fernanda.

Sin embargo, todo se complicó al llegar a Bahamas. Las autoridades de la isla no querían que atendieran a los pacientes en tierra, de manera que establecieron otro procedimiento para llevar a cabo el operativo de auxilio.



Luego, López pudo ir a los albergues, en donde se repartían alimentos y víveres, además de reportar desde las zonas devastadas en donde estaban los damnificados.

“Iba preparada psicológicamente para lo que vería, pero al llegar y ver el sufrimiento humano; al palparlo, olerlo y sentirlo, fue muy duro”, recordó ‘Mafe’, como le dicen en la redacción de Univisión 23, en Miami.

Las condiciones de trabajo para el equipo de noticias eran muy difíciles, no había señal de teléfono y dependían de lo planificado por las autoridades del crucero.

“Siempre que cubro este tipo de desastres siento la necesidad de ayudar, de ir más allá de la noticia. Por encima de un reportaje, me gusta ir a los lugares de desastres para dar una mano y por qué no, salvar vidas de una manera u otra”, confesó.

Maria Fernanda dijo que le impresionó ver el desespero y la angustia de las personas por tratar de salir de la isla, ver tantos niños llorando y algunos hasta huérfanos dentro de los albergues.

“Pude dar muchos abrazos, en algunos casos esa es la medicina que el alma necesita para sanar aunque no sea del todo, pero al menos para aliviar un poco el dolor”, dijo Mafe.


“En este tipo de coberturas siempre trato de recordar que antes de querer dar una noticia, estoy cubriendo una situación que es una desgracia para un pueblo entero, así que lo hago con mucho respeto y amor al prójimo”, aclaró López.

Nuestra reportera nos dijo que en Bahamas, había mucha incertidumbre y al mismo tiempo resignación.

“Me decían que no sabían qué iba a pasar con sus vidas, aunque se sentían sumamente bendecidos y afortunados por estar vivos, aseguraron que perderlo todo es muy difícil”, contó.

Maria Fernanda dijo que después de esa cobertura periodística, aprendió que la vida es una sola y hay que vivirla intensamente,”lo material se consigue pero la vida no se repone, siempre hay esperanzas de resurgir en medio del desastre cuando hay fe”.


La penosa búsqueda de cuerpos en Las Bahamas después del paso de Dorian (fotos)

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés